San Valentín 2019

Los mejores poemas románticos para felicitar San Valentín a tu pareja

poemas para San Valentín
Elige uno de estos poemas para felicitar San Valentín a tu pareja

Un bonito poema de amor es una de las mejores opciones para poder felicitar el días de San Valentín

¿Te gusta el amor? ¿La poesía?, entonces este San Valentín que hoy celebramos, es el día perfecto para sorprender a tu amado o amada con uno de estos 7 poemas para felicitar San Valentín a tu pareja.

El día de los enamorados es hoy, 14 de febrero, por lo que no habrá nada como celebrar este día con una cena romántica, regalos, amor y como no, una bonita dedicatoria o poema que nos permita dejar claro nuestros sentimientos a nuestras parejas, de modo que hemos seleccionado los mejores para que felicites el día de los enamorados, como nunca antes.

7 poemas para felicitar San Valentín a tu pareja

Soneto XVII

No te amo como si fueras rosa de sal, topacio
o flecha de claveles que propagan el fuego:
te amo como se aman ciertas cosas oscuras,
secretamente, entre la sombra y el alma.

Te amo como la planta que no florece y lleva
dentro de sí, escondida, la luz de aquellas flores,
y gracias a tu amor vive oscuro en mi cuerpo
el apretado aroma que ascendió de la tierra.

Te amo sin saber cómo, ni cuándo, ni de dónde,
te amo directamente sin problemas ni orgullo:
así te amo porque no sé amar de otra manera,

sino así de este modo en que no soy ni eres,
tan cerca que tu mano sobre mi pecho es mía,
tan cerca que se cierran tus ojos con mi sueño.

Pablo Neruda.

París por la noche 

Tres cerillas de una en una encendidas en la noche
La primera para ver tu rostro entero
La segunda para ver tus ojos
La última para ver tu boca
Y la oscuridad total para recordar todo eso
Al estrecharte entre mis brazos.

Jacques Prévert.

Soneto 116 ( de Sentido y Sensibilidad)

"No es amor un amor 
que siempre cambia por momentos,
o a distanciarse en la distancia tiende. 
Oh! no, es un faro imperturbable
que contempla las tempestades y nunca se estremece…"

William Shakespeare.

Yo te adoro…

Yo te adoro al igual que la bóveda nocturna,
Oh, vaso de tristeza, oh gran taciturna,
Y te amo lo mismo, bella, cuando tú me huyes,
Y cuando me pareces, ornamento de mis noches,
Más irónicamente acumular las leguas
Que separan mis brazos de las inmensidades azules.

Me adelanto al ataque, y trepo en los asaltos,
Como alrededor de un cadáver un coro de gusanos,
Y quiero ¡oh, bestia implacable y cruel!
Hasta esta frialdad por la que me eres más bella!.

Charles Baudelaire.

El beso

Qué flor me nace sobre la boca
apenas me miras
y temes ser despedazado.
Inundaciones imprevistas
son tus ojos ardientes
pero la flor no quiere morir
se queda allí sin carne
a esperar la muerte.

Alda Merini.

Amor eterno

Podrá nublarse el sol eternamente;
Podrá secarse en un instante el mar;
Podrá romperse el eje de la Tierra
Como un débil cristal.
¡Todo sucederá! Podrá la muerte
Cubrirme con su fúnebre crespón;
Pero jamás en mí podrá apagarse
La llama de tu amor.

Gustavo Adolfo Bécquer.

“Amo, amas…”

Amar, amar, amar, amar siempre, con todo
el ser y con la tierra y con el cielo,
con lo claro del sol y lo oscuro del lodo:
amar por toda ciencia y amar por todo anhelo.

Y cuando la montaña de la vida
nos sea dura y larga y alta y llena de abismos,
amar la inmensidad que es de amor encendida
¡y arder en la fusión de nuestros pechos mismos!.

Rubén Darío.

Lo último en Curiosidades