Historia

Los 5 trabajos más raros de la historia

¿Sabías que estos oficios alguna vez existieron?

trabajos más raros de la historia
Los 5 trabajos más raros de la historia

A lo largo de la historia han existido trabajos que en la actualidad serían impensables. ¿Sabías que hubo una época en la que existían las alarmas humanas? Personas que iban de casa en casa despertando a la gente. A continuación hemos recogido los trabajos más raros de la historia.

Lector de periódicos en fábricas

Aunque actualmente todos tenemos acceso a la información en tiempo real a través del teléfono móvil, hubo una época en la que esto no era así. La gran mayoría de la clase obrera era analfabeta, así que en muchas fábricas había una persona que se encargaba de leer los peródicos en voz alta. Los obreros querían estar informados, y donaban parte de su salario para pagar a esta persona.

Exterminador de ratas

Hace muchos siglos las ratas eran un problema común entre la población. Transmitían enfermedades, así que el exterminador de ratas era una profesión muy bien remunerada. Los exterminadores se encargaban de acabar con las ratas, a veces con sus propias manos.

Resurreccionista

El resurreccionista era justamente lo contrario al enterrador. Estos profesionales se encargaban de sacar a los muertos de las tumbas. ¿Para qué? Para enseñar en las clases de medicina. Lo cierto es que en su época era uno de los oficios mejor remunerados.

Despertadores humanos

¿Qué hariamos ahora sin la alarma? Antes los despertadores humanos iban por las calles despertando a los trabajadores para que no llegaran tarde. Utilizaban largas cañas de bambú o pequeñas piedras para golpear las ventanas. Sin duda, uno de los trabajos más raros de la historia.

Recogedor de bolos

En las boleras actuales los sistemas automatizados se encargan de colocar los bolos una vez han sido derribados. Pero hace solo unas pocas décadas esto no era así. Alguien tenía que colocarlos.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias