Curiosidades

Cada año mueren más de 9 millones de personas por este tipo de prácticas

La contaminación, la verdadera enfermedad del siglo XXI

contaminación
La toxicidad de nuestro planeta está acabando con millones de vidas
0 Comentar

Las malas prácticas del ser humano no solo están acabando con el planeta sino también con las personas que lo habitan. Los gases de efecto invernadero, la contaminación lumínica y la excesiva polución han elevado a la contaminación a uno de los escalafones más altos en cuanto a causas de muerte se refiere. Te lo contamos.

Más personas que el SIDA y la Malaria

contaminación
Los niños son los principales afectados por es te tipo de enfermedades (Getty Images)

Sí, has leído bien. Las contaminación mata a más personas que enfermedades tan letales como el SIDA o la Malaria en todo el mundo. Unos datos que conocemos gracias a una investigación sobre el impacto de la contaminación global publicado por la revista The Lancet y que imponen a Estados Unidos en el escalafón más alto. En total, la contaminación es la responsable de más de 9 millones de muertes al año. Unos parámetros que se basan el la toxicidad del agua, el aire y el suelo. 

La contaminación es un mal que se está convirtiendo en la auténtica pandemia del siglo XXI. Y es que según aseguran desde la Organización Mundial de la Salud, la polución “amenaza la supervivencia de los humanos de forma continua”. Si hablamos de datos, la contaminación genera el 16% de las muertes de todo el mundo según los datos extraídos del estudio Global Burden of Disease (OMS). Unas cifras que se relacionan con enfermedades provocadas por la toxicidad que sufre nuestro planeta entre las que destacan los derrames cerebrales, el cáncer de pulmón y las enfermedades de corazón.

Datos de un final anticipado

contaminación
Los automóviles son una de las principales causas de contaminación

Si hablamos de cifras, la contaminación atmosférica es la que se sitúa en lo más alto del podio con unos 4,5 millones de fallecidos cada año. Los gases de los coches y las actividades industriales son los más habituales y, por tanto, los más dañinos. Sin embargo, la toxicidad del agua se lleva la vida de unas 1,8 millones de personas en el trascurso de un año. Sin olvidarnos del tóxico aire interior (estufas, aerosoles) que acaba con la vida de 2,9 millones de personas cada 365 días.

El lugar de trabajo tampoco es un lugar seguro, ya que las muertes en países industrializados ascienden hasta las 800.000 víctimas al año. Enfermedades como la neumoconiosis o el cáncer de vejiga son las más habituales en este aspecto.

Últimas noticias

Lo más vendido