Kase.O

Javier Ibarra (Kase.O): “El hip-hop me ha salvado la vida”

Kase.O se sentó a hablar con OKDIARIO para repasar su carrera y fin de gira. (Vídeo: Quique Falcón Berrón - Juanma Yela)

OKDIARIO habla con Javier Ibarra (Kase.O), el rapero más importante de España. El zaragozano nos ha contado su experiencia en los últimos años, sus vivencias en Colombia, su ingreso en el mundo del hip-hop y hasta sus futuros proyectos.

Imposible escucharle sin asentir con la cabeza. Como si un bombo y una caja retumbaran con sus frases; pero en este caso se asiente por la lógica y la coherencia de las palabras que formula alguien que convierte en arte la protesta social, en música el verbo y en una entrevista una mera conversación en la que, como en cada concierto, se desnuda ante su público. En ‘El Círculo’ sacó a relucir sus entrañas, en esta entrevista, Kase.O nos deja entrever sus vísceras.

Hoy escuchamos hablar de Kase.O y se nos viene a la cabeza el número uno del hip-hop en España. Pocos lo dudan y, quien lo hace, suele salir malparado en cualquier debate entre raperos. Pero, ¿de dónde sale Kase.O? “Los amigos de mi hermano, los mayores, todos tenían un pseudónimo para echar su firma en el barrio, en la pared, con rotulador y, como yo quería formar parte del mundo del hip-hop, tenía que buscarme un pseudónimo. Entonces, lo que hice fue pegarme toda una tarde mirando caligrafías, posibles nombres y pseudónimos, y claro, la ‘K’ es muy bonita, la ‘A’, la ‘S’ y la ‘E’, quedaba muy grafitero. Es más estético que por tener un significado o un acrónimo. Entonces, pasé toda una tarde en la parte de atrás del cuaderno ensayando firmas, y el punto y la ‘O’ también me lo inventé. También era un crío, no sabía qué iba a ser Kase.O luego, por lo que me lo inventé como una firma bonita. Son letras bonitas, los que escriben grafiti lo saben. Y ese es el origen de todo”, señala el rapero a OKDIARIO.

“La verdad es que luego no eché tantas firmas. No tenía el valor para firmar. Pero luego tuve mi guerra, porque al final no quería decir nada este nombre, pero luego ya me perdoné y me encanta llamarme Kase.O. Me gusta cómo suena y lo llevo con orgullo”, continúa.

Viaje a Colombia

Javier Ibarra, Kase.O para los raperos, viajó a Colombia en un momento crucial para su vida. “Colombia era lo que yo buscaba. Un lugar lleno de naturaleza, con muchos pájaros y mucho agua, al menos donde yo vivía. Y, más que encontrar inspiración, encontraba paz y conexión con la naturaleza. Eso es lo que fui a buscar. También conexión con el hip-hop. Ahí está muy virgen. La gente lo vive muy a flor de piel, aquí ya está un poco desvirtuado”, explica el artista.

“Fui a Colombia a enfrentarme a mis miedos artísticos y también vitales”

“La gente aquí vive el hip-hop en sus casas, y ahí hay mucho break dance, hay mucha actividad, y quería empaparme también de esa vieja esencia. Para mí Colombia supone muchos amigos que hice, muchos retos que superé ahí, incluida una depresión, que realmente no me la produjo Colombia, la podía haber pasado en Madrid, o en el País Vasco… Era enfrentarme a mis miedos artísticos y también vitales”, explica Kase.O.

“Os habéis enamorado de mí, de mi esencia”

Pero, ¿por qué triunfa Kase.O? Bajo el punto de vista del rapero, su mensaje “cuaja”: “He pulido a mi público, y mi público es guay, como yo. Es positivo, es espiritual y ahí los tengo. Ese soy yo. Os habéis enamorado de mí, de mi esencia. Es muy esencial el disco, muy Javier”.

Futuro… y Violadores

A Kase.O le aguarda un 2019 tranquilo… pero con sorpresas. No habrá un nuevo disco, pero sí nuevos temas, nuevas experiencias… Y hasta un documental. “Voy a descansar. Todo el año que viene voy a relajar la actividad artística, voy a hacer colabos… porque siempre me pongo con mi ordenador, con mi teclado, y hago música… Pero sin tener la presión de hacer un disco. Lo que no va a haber es ‘El Círculo’ segunda parte, porque ahí me he vaciado. Posiblemente sea algo más liviano lo próximo que haga, más banal, más trivial”, continúa el rapero.

“Lo que no va a haber es ‘El Círculo’ segunda parte, porque ahí me he vaciado”

Violadores paró hace tiempo. Desde entonces, cada uno de sus componentes ha tenido experiencias -y discos- en solitario. Pero para Kase.O no ha llegado el final: “Violadores del Verso está en stand-by. Está en un paréntesis, hay que ver cómo fluye la energía… Estamos un poco dispersos. Vivimos cada uno en una ciudad, y se ha hecho muy largo el paréntesis. Hemos hecho nuestras vidas, y es cuestión de sentarse, es cuestión de tiempo y de que haya energía. Ya no estamos en el local todas las tardes como antes, entonces, no queremos hacer un disco porque toca o porque lo pida la gente. Tenemos que tener esa energía todos los miembros del grupo, y esa posibilidad está ahí. Sería lo más natural”, afirma Ibarra.

“No queremos hacer un disco de Violadores porque toca o porque lo pida la gente, tenemos que tener esa energía todos los miembros del grupo, y esa posibilidad está ahí”

En el rock está Extremoduro… y en el hip-hop está Violadores del Verso, aunque a Kase.O le cueste verlo. “A mí me parece que no estamos al mismo nivel que Extremoduro. Para mí son un grupo que respeto mucho. Igual no es lo que más he escuchado, pero el Robe es un cabrón. El Robe y toda la banda…”.

“A mí me parece que no estamos al mismo nivel que Extremoduro”

“Estoy al tanto de los nuevos grupos nuevos. Veo que es natural el cambio. Son chavales que no han crecido con todos los prejuicios que teníamos nosotros, el rap undergound, en el que si haces una cosa eres un vendido, si sacas disco eres un vendido, si metes una voz de piba eres un blando… Nosotros crecimos en una cultura más dura. Con muchas reglas que ni siquiera los americanos tenían, y que las habíamos inventado los españoletes”, afirma Kase.O, que cree que los nuevos raperos “no tienen este concepto”.

“Ni ellos ni el público. Ahora sólo juzgas si te gusta o no. Los chavales escuchan rap comercial, o música comercial, y rap underground, al mismo nivel Natos y Waor y Ayax y Prok, que son undergound, con gente que tiene más apoyo y más visitas. Yo la verdad es que fluyo, no soy un hater. Me alegro de que los chavales se saquen las castañas… Ellos también se han encontrado un público más abierto al rap, hace veinte años el rap era marginal, menospreciado, por supuesto por los demás gremios de la música, los demás géneros, y por la propia sociedad, tus propios familiares, etc. Ser rapero no era guay, era ser un poco raro”, explica el artista zaragozano.

“Para mí el rap es una vía de escape. Un vehículo para expresar mi rabia, mis sentimientos. Así lo sentía cuando empecé, y así sigue siendo con casi 40 años. Es una herramienta que me ha salvado la vida para no volverme más loco de lo que estoy. Es por donde canalizo todas mis neuras, mi rabia, mi alegría, e igual que a mí, le salva la vida a muchos chavales. Con el palique sueltan sus problemas, su manera de ver el mundo”, continúa Kase.O.

“El rap es una herramienta que me ha salvado la vida para no volverme más loco de lo que estoy”

Sin arrepentimientos

“No me arrepiento de nada. Lo hecho, hecho está. Y me perdono los fallos. A mí me gustaría que el disco de Jazz sonara como suenan los de la Blue Note. Pensé que era fácil, que era llegar a un estudio, ponerse a tocar, y que yo era un productor de Jazz. Me di cuenta a mitad de la grabación de que no. Dije: ‘Hostias, oh mierda’. No era la estética James Brown. Pensaba que era más fácil. Durante un tiempo no pude escuchar mi disco de Jazz. Y pasados dos años lo escuché y dije, hala cabrón, esto está bien. Fuera traumas. Está muy bien. un mensaje to’ guapo. Para mí la estética es importante. No sólo la letra la música y los acordes. El cómo suena. La estética es la palabra. Y es lo jodido de encontrar. Músicas que tu oyes en tu mente, hazlas físicas”, afirma Ibarra.

“Durante un tiempo no pude escuchar mi disco de Jazz”

Mi próximo proyecto es, en primavera, editar un documental, un blu-ray, DVD quizás también sale, un documental muy chulo, hecho con mucho cariño para los seguidores, con toda la intríngulis. Tengo muchas imágenes de cuando grabé yo el disco. Verme a mí, la verdadera toma de ‘Esto no para’. Puse cámaras en tener un recuerdo pero sabiendo que algún día esto podría salir a la luz. Así que hemos recopilado un material muy guapo, muy íntimo. Yo, que no enseño mucho mi vida en redes sociales, pues tengo mi documental en el que me vais a ver hasta las entrañas. Y eso es un regalo para los fans, que vendrá con un CD, con cuatro temas nuevos, también de regalo, cuatro temas que se me quedaron colgados de ‘El Círculo’. Los he ido puliendo y van a salir. Y remixes también muy guapos”, concluye el artista.

Últimas noticias