Calentamiento global

Vivimos los cuatro años más calurosos nunca registrados en la Tierra

años más calurosos
Vivimos los cuatro años más calurosos nunca registrados en la Tierra según Copérnico

Según el medidor Copérnico, es el periodo más cálido en casi 40 años

Según las mediciones obtenidas por el programa europeo Copérnico, estamos viviendo los cuatro años más calurosos nunca registrados en la Tierra. Obviamente, esto es preocupante, pero antes, hemos de aclarar ciertos términos para no acabar en pánico, aunque sí para tomar medidas.

Recordemos que no vivimos los años más calurosos de la Tierra. Es decir, ha sufrido otras épocas con temperaturas más elevadas, pero en aquellos momentos no se hacían mediciones. De hecho, en muchos de ellos no estábamos los seres humanos sobre este planeta.

Ahora bien, ¿significa esto que no nos debemos preocupar? Ni mucho menos, de hecho, es una cifra preocupante que ahonda en el motivo que más nos debe quitar el sueño, el calentamiento global que vivimos y que ayudamos a acelerar con nuestra actividad.

Por qué vivimos los cuatro años más calurosos nunca registrados en la Tierra

Y ahora, entremos en materia. recordemos en todo momento que estamos hablando de las mediciones llevadas a cabo por el programa europeo Copérnico. Según el mismo, la temperatura media a nivel global del aire terrestre se ha elevado hasta los 14,7ºC en 2018, lo que significa que en el periodo que comprenden los años 2015 y 2018, estamos viviendo los registros más calurosos y con mayor concentración atmosférica de dióxido de carbono desde que se toman registros.

Estos son datos del Servicio de Monitoreo de la Atmósfera y del Servicio de Cambio Climático Copérnico, que afirman que estamos en temperaturas y niveles de CO2 récord en los últimos años.

Y es que 2018 ha elevado la temperatura 0,2ºC, lo que es lo mismo, ha superado a 2016 que, hasta la fecha, es el año más caluroso de la historia de los registros climáticos.

Sin duda, existen motivos claros para la preocupación, ya que la media de temperatura en el ciclo que va de 2015 a 2018 es 0,4ºC más alta que la media del periodo que va desde 1981 a 2010, y 1,1ºC más elevada que la de la época pre industrialización.

Es evidente que estamos calentando bastante el planeta. De hecho, una de las zonas que más ha subido sus temperaturas es el Ártico, concretamente en el estrecho de Bering, entre Rusia y Estados Unidos.

Pero a esto se suma que prácticamente todas las zonas terrestres han experimentado una subida bastante notable, sobre todo en Oriente Medio, Europa y el oeste de Estados Unidos, lo que contrasta con otras que estuvieron bajo su promedio, como Asia central o Rusia.

Últimas noticias