Las plantas

La inteligencia de las plantas: ¿son más inteligentes de lo que pensamos?

Las plantas poseen una forma de inteligencia propia y sorprendente. ¿En qué consiste esta cualidad? Te lo contamos aquí.

¿Las plantas se comunican?

¿Qué son las plantas sensitivas?

Memoria de las plantas, ¿qué recuerdan?

Planta con gafas
La inteligencia de las plantas
Francisco María
  • Francisco María
  • Colaboro en diferentes medios y diarios digitales, blogs temáticos, desarrollo de páginas Web, redacción de guías y manuales didácticos, textos promocionales, campañas publicitarias y de marketing, artículos de opinión, relatos y guiones, y proyectos empresariales de todo tipo que requieran de textos con un contenido de calidad, bien documentado y revisado, así como a la curación y depuración de textos. Estoy en permanente crecimiento personal y profesional, y abierto a nuevas colaboraciones.

La naturaleza no deja de sorprendernos. Aunque tendemos a asociar la inteligencia con los seres humanos y algunos animales, cada vez son más los estudios que revelan que las plantas también poseen un tipo de inteligencia propia. Aunque no se trata de una inteligencia como la entendemos en los humanos, es fascinante descubrir cómo estos seres vivos tienen la capacidad de adaptarse y comunicarse de formas sorprendentes.

Habilidades inteligentes

Cuando pensamos en las plantas, generalmente las asociamos con seres estáticos, que simplemente crecen y se reproducen. Sin embargo, investigaciones recientes han demostrado que las plantas tienen una serie de comportamientos y habilidades que podrían considerarse inteligentes.

Una de las características más destacadas es la capacidad de las plantas para adaptarse a su entorno. A través de un proceso llamado tropismo, pueden modificar su crecimiento y dirección en respuesta a estímulos externos, como la luz, la gravedad o el contacto con otros objetos. Por ejemplo, las plantas trepadoras son capaces de detectar un soporte y ajustar su crecimiento para enrollarse alrededor de él y así obtener el soporte necesario para su desarrollo.

Además, las plantas también tienen la capacidad de comunicarse entre sí y con otros seres vivos. Aunque no utilizan palabras o sonidos como los humanos, se ha descubierto que emiten señales químicas a través de sus raíces o de sustancias volátiles liberadas al aire. Estas señales pueden ser detectadas por otras plantas, lo que les permite alertarse mutuamente sobre la presencia de insectos dañinos o compartir información sobre la disponibilidad de nutrientes en el suelo.Móvil plantas

Ejemplo de comunicación

Un ejemplo de esta comunicación entre plantas se ha observado en el fenómeno conocido como «volatilome». Algunas liberan compuestos volátiles cuando están siendo atacadas por insectos. Estos compuestos actúan como una señal de alarma para otras plantas cercanas, que responden produciendo sustancias químicas defensivas para protegerse de posibles ataques.

Aprendizaje y memoria

Otro aspecto interesante es la capacidad de aprendizaje de las plantas. Aunque no tienen un sistema nervioso como los animales, pueden aprender a reconocer y responder a estímulos específicos. Por ejemplo, investigaciones han demostrado que pueden aprender a asociar un estímulo, como un sonido o una vibración, con la presencia de agua o nutrientes. Esto les permite optimizar su crecimiento y supervivencia.

Además, las plantas también tienen la capacidad de recordar. Se ha demostrado que algunas pueden recordar experiencias pasadas y utilizar esa información para guiar su crecimiento y comportamiento. Por ejemplo, si una planta ha sido dañada por un herbívoro en el pasado, puede desarrollar mecanismos de defensa para protegerse en futuros encuentros con el mismo tipo de herbívoro.

Utilidad de esta capacidad

Estos descubrimientos ponen de manifiesto la complejidad y la inteligencia de las plantas, más allá de su apariencia simple. Si bien es cierto que su inteligencia es diferente a la nuestra, no debemos subestimar su capacidad para adaptarse, comunicarse y aprender.

Estudiar y comprender la inteligencia de las plantas no solo nos permite apreciar la diversidad y complejidad de la vida en la Tierra, sino que también puede tener aplicaciones prácticas. Por ejemplo, entender cómo  se comunican y se defienden contra los insectos podría ayudarnos a desarrollar mejores métodos de control de plagas en la agricultura, reduciendo así la necesidad de pesticidas químicos.

Lo último en Ciencia

Últimas noticias