CATALUÑA

Laura Borràs ya no preside el Parlament: ERC, CUP y PSC fuerzan su salida acusada de corrupción

Sus socios de gobierno, ERC y la CUP, junto al PSC, han forzado a la líder de Junts per Catalunya a abandonar su acta

Borràs se enfrenta a gritos con la dirección de JxCAT: «Yo vine a hacer la independencia, no dimito»

Ver vídeo

Laura Borràs ya ha dejado de ser diputada del Parlament de Cataluña y en consecuencia presidenta de la cámara catalana. Sus socios de gobierno, ERC y la CUP, junto al PSC, han forzado a la líder de Junts per Catalunya a abandonar su acta tras negarse a dimitir. El martes el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña abrió juicio oral contra ella acusada de varios delitos de corrupción cuando dirigía la Institución de les Letras Catalanes. En concreto los tribunales le imputan los delitos de prevaricación, fraude, falsedad en documento mercantil y malversación en su etapa al frente de la ILC, entre marzo de 2013 y febrero de 2017.

El artículo 25.4 del reglamento del Parlament obliga a cualquier diputado de la Cámara a dimitir de su escaño si resulta imputado por corrupción. Este es el caso de Borràs, investigada por varios delitos relacionados con la corrupción política. La norma está vigente desde 2017, cuando ERC y JxCAT -que entonces formaban un único grupo parlamentario bajo el paraguas de Junts pel Sí- quisieron ser implacables contra la corrupción, desmarcándose de la antigua Convergencia, acorralada por el 3%. Borràs intentó reformarla, tras acceder a la presidencia del Parlament para protegerse, sin éxito. Pues los socios y la oposición la han dejado caer y se negaron a darle apoyo a la reforma.

Cárcel

En esta causa que sentará a la presidenta de Junts per Catalunya en el banquillo de los acusados, la Fiscalía ha reclamado para Borràs una pena de seis años de cárcel y 21 de inhabilitación por los presuntos delitos continuados de prevaricación y falsedad documental. El juez que ha instruido el caso ve «razonabilidad y consistencia» en las acusaciones de la Fiscalía a partir de los indicios recabados en la investigación, y recuerda que la acusación hasta ahora se basa en indicios que no comprometen la presunción de inocencia de los acusados, que se valorará en el juicio.

Dimisión

Borràs, el martes, incluso se ha enfrentó a gritos a los miembros de la dirección del partido que dirige, JxCAT, cuando estos le pidieron su dimisión tal y como establece el reglamento del Parlament y para no poner en peligro la coalición con ERC: «Yo vine a hacer la independencia, yo no dimito» exclamó Borràs. «Los que me quieran muerta, que se manchen las manos» ha repetido en varias ocasiones la presidenta de la cámara catalana, según relatan a este periódico fuentes conocedoras de lo que está pasando. La situación, explican en Junts, «cada día es más insostenible» por «su soberbia».

Lo último en España

Últimas noticias