Embarazo

Útero bicorne: qué es y cómo afecta al embarazo

Descubre todo sobre el útero bicorne. Qué es, porqué se produce y también de qué modo afecta al embarazo o qué riesgos puede tener.

Útero
Qué es el útero bicorne y cómo afecta al embarazo

Una malformación genética del útero, el útero bicorne afecta a muchas mujeres al nacer. Una dolencia que suele ser asintomática, pero que puede llegar a tener graves consecuencias en el caso de que la mujer quede embarazada. Os explicamos a continuación, todo sobre el útero bicorne, qué es, sus causas, síntomas y cómo afecta al embarazo.

Qué es el útero bicorne

útero bicorne

El útero bicorne es una anomalía que se manifiesta con una bifurcación de la parte superior del útero, que tiene la forma de un corazón. Se produce debido a un error en el desarrollo embrionario y, por lo tanto, tiene origen genético.

Existen dos tipos posibles, dependiendo de la cantidad de canales cervicales que se creen. De hecho, el útero bicorne tiene, además de la bifurcación superior, dos canales cervicales, mientras que el útero unicorne tiene solo uno. En el caso del útero bicorne, las dos bifurcaciones tienen un aspecto superpuesto.

Causas

Como hemos mencionado, dicha malformación uterina tiene un origen genético, de modo que la causa exacta no se conoce. Sin embargo, la ciencia ha podido rastrear el mecanismo fisiopatológico por el cual ocurre la anomalía. Los conductos paramesonéfricos , mejor conocidos como conductos de Müller, son pequeños conductos genitales presentes en el embrión . Después de la estimulación con estrógenos , los conductos de Müller forman las trompas de Falopio, la vagina y el útero .

Por razones aún desconocidas, puede ocurrir un error durante este proceso, dando como consecuencia que se produzca una bifurcación de la parte superior del útero (el útero bicorne) o la unión de la parte inferior. Dicha malformación se inserta entre las anomalías de los conductos de Müller, que se dividen en varias clases. El útero bicorne representa así la anomalía de la clase IV .

Consecuencias en el embarazo

A pesar de que en la mayoría de los casos no presenta síntomas, lo cierto es que esta dolencia representa aproximadamente el 25% de las malformaciones uterinas. Como resultado, no siempre causa riesgos y puede permanecer oculto si una mujer no queda embarazada. En otros casos, sin embargo, causa dismenorrea , posible infertilidad y dificultades para completar un embarazo, ya que se producen abortos espontáneos frecuentes o nacimientos prematuros.

Aquellas mujeres que tienen, sin saberlo, útero bicorne y quedan embarazadas pueden sufrir entonces graves consecuencias. Los problemas surgen del hecho de que, a diferencia de un útero con una sola cavidad altamente distensible, el bicorne no es lo suficientemente elástico y no se expande junto con el crecimiento del feto, que tiene poco espacio. En consecuencia, llevar a cabo un embarazo con un útero bicorne es muy difícil , pero no imposible. En algunos casos, una mujer puede llevar a término el embarazo sin saber que tiene útero bicorne hasta que se produce el parto.

Sin embargo, en muchos casos, esta malformación causa consecuencias más o menos graves para la salud del recién nacido.

Una de las consecuencias recurrentes es la de sufrir abortos espontáneos cada vez que la mujer intenta quedarse embarazada. También es posible que se produzca un nacimiento prematuro. Alrededor del 15-25% de los embarazos de útero bicorne acaban antes del término, incluso varias semanas antes de que finalice el embarazo. Esto sucede porque, como hemos dicho, el feto se desarrolla en un entorno que no es del todo adecuado para proporcionar lo necesario para el crecimiento . Es por ello que muchas veces, se hace necesario recurrir a una cesárea o un parto prematuro.

También puede producirse una posición incorrecta del feto, y en particular que el bebé acabe colocado de nalgas,  es decir, con los pies en la dirección del cuello uterino en lugar de la cabeza, y transversal, así como malformaciones de varios tipos, más o menos graves, debido a la posición y al espacio limitados.

Tratamiento

Al ser asintomático, el útero bicorne suele diagnosticarse con pruebas especiales que se realizan durante el embarazo. En el caso de que se diagnostique que la mujer embarazada tiene útero bicorne, el médico puede decidir realizar una intervención quirúrgica correctiva que es posible solo en presencia de abortos espontáneos previos u otros problemas reproductivos, de lo contrario, el médico considera apropiado usar otros métodos menos invasivos.

La terapia más común para el tratamiento de la dolencia es el cerclaje cervical . Esta es también una cirugía menos invasiva y consiste en aplicar un colgajo de tejido sintético a nivel del cuello del útero, para fortalecer el cuello uterino  y prevenir el parto prematuro.

Lo último en Bebés

Últimas noticias