Embarazo

Las tareas del hogar que se deben evitar durante el embarazo

Utilizar productos químicos para limpiar la casa, coger cosas pesados o mover muebles grandes son algunas de las tareas del hogar que es mejor evitar durante el embarazo.

tareas hogar embarazo
Descubre las tareas domésticas que es mejor no hacer durante el embarazo

Durante el embarazo, lo más aconsejable para la madre es que descanse y se tome con calma tanto el trabajo cómo dedicarse a las tareas del hogar. Sin embargo, un embarazo no es una enfermedad, de modo que tomando las precauciones adecuadas para no poner en riesgo al bebé, la madre puede hacer de todo, aunque sí que es cierto que en el caso de esas tareas domésticas, puede que algunas de ellas no sean del todo recomendables.

Las tareas del hogar que se deben evitar durante el embarazo

tareas hogar embarazo

Los esfuerzos excesivos, o el hecho de que podamos estar en contacto con productos de limpieza que podrían ser tóxicos, son las dos cosas a tener en cuenta cuando pensamos en tareas domésticas o tareas del hogar y el riesgo en el embarazo.

Nadie nos dice que una mujer embarazada no pueda limpiar su casa si así lo desea. Es más, muchas mujeres cuando están cercanas a dar a luz se preocupan porque todo esté perfecto para la llegada del bebé, y eso implica tener la casa ordenada y limpia, de modo que si es algo que les distrae y les apetece hacer no hay porqué evitarlo, sin embargo, recalcamos que todo aquello que implique que se deba hacer un sobreesfuerzo físico o un posible riesgo de intoxicación, es mejor no hacerlo.

De este modo, entre las tareas domésticas que es mejor no hacer durante el embarazo podríamos señalar estas:

  • Mover muebles que pesan
  • Subirse a una escalera para limpiar cortinas o para descolgarlas o también para limpiar muebles altos. Piensa que a medida que vayas ganando peso y tu barriga vaya creciendo, esta te puede desestabilizar y hacer que pierdas el equilibrio.
  • Limpiar el arenero del gato, ya que existe el riesgo de toxoplasmosis que se transmite a través de las heces del gato.
  • Usar insecticidas que pueden contener agentes químicos perjudiciales si los respiras tanto para ti como para el bebé.
  • Limpiar el baño con productos de limpieza que podrían ser un riesgo tanto para ti como para el bebé.
  • Restaurar muebles viejos con disolventes y pinturas que podrían ser un riesgo si lo respiras, tanto para ti como para el bebé.
  • Además, todo lo que sea el hacer movimientos bruscos, como por ejemplo coger algo pesado es también un riesgo dado que el centro de gravedad de tu cuerpo estará desequilibrado por el embarazo, de modo que es más fácil que te caigas.

¿Qué tareas sí se pueden hacer?

En general, barrer o pasar la aspiradora, así como quitar el polvo, fregar el suelo, recoger la cocina o hacer las camas, pueden ser tareas que la futura madre puede hacer sin problema aunque a medida que avance el embarazo, será normal que te canses más de la cuenta y que en algún que otro momento decidas parar.

Además, dependiendo de tu embarazo, es posible que incluso estas simples tareas puedan implicar algún movimiento que podrían ser peligrosos, de modo que es mejor aplicar la lógica y si te sientes bien y te apetece realices las tareas mencionadas, pero en el caso de que no te apetezca o no te veas con fuerzas, no pasará nada porque no la hagas, o solicites ayuda a alguien.

¿Qué hacer con los detergentes y productos de limpieza?

Mención especial merecen los detergentes y productos de limpieza de los que ya hemos dicho que algunos pueden ser un riesgo de intoxicación. Por ello, lo más recomendable es leer bien la etiqueta antes de usarlos, e informarse bien de si suponen o no un riesgo durante el embarazo, o también podemos sustituirlos, por el uso de detergentes orgánicos o recurrir a remedios de limpieza naturales como el vinagre o el bicarbonato.

Lo último en Bebés

Últimas noticias