Embarazo

Síntomas del último trimestre del embarazo

símtomas último trimestre embarazo
Descubre los síntomas en la última etapa del embarazo y cómo aliviarlos

El último tercio del embarazo puede ser estresante y hacerte sentir más incómoda, por lo que será bueno conocer con cuáles son los síntomas que puedes esperar en el último trimestre del embarazo y cómo lidiar con ellos.

Síntomas del último trimestre de embarazo

A medida que llega el último trimestre del embarazo, el tamaño del feto aumenta, ya que puede sentir más de sus movimientos día a día pero además se dan una serie de síntomas que aunque normales, pueden hacer que te sientas incómoda por lo que será bueno conocerlos bien.

Aumento del tamaño de los senos

Durante este tiempo, es posible que estés aumentando alrededor de un kilogramo de tejido mamario y, a medida que se acerca el parto, tus pezones pueden comenzar a perder calostro, el líquido amarillento que nutrirá a tu bebé durante los primeros días de su vida.

Exceso de peso

Espera que tu aumento de peso alcance de 11 a 16 kilogramos de tu peso normal antes del embarazo, el exceso de peso es: el peso de tu bebé, la placenta, el líquido amniótico, el agrandamiento de los senos y el útero, el exceso de reservas de grasa y un aumento en el volumen de sangre y líquidos en el cuerpo.

Contracciones de Braxton Hicks

Estas contracciones se consideran un calentamiento y ejercicio antes de enfrentar las contracciones del trabajo de parto, por lo general esas contracciones son débiles y van y vienen sin previo aviso, si sientes que las contracciones aumentan o se acercan entre sí, debes acudir a un examen por parte de tu médico.

Dolor de espalda

A medida que tu bebé continúa creciendo, las hormonas del embarazo trabajan para relajar las articulaciones entre los huesos en la región pélvica, estos cambios pueden ser estresantes para tu espalda. Al sentarte, elige sillas que apoyen bien tu espalda, coloca una bolsa caliente o compresa de hielo en la zona que te duele. Si el dolor de espalda persiste o se acompaña de otros signos y síntomas, comunícate con el médico.

Acidez

A medida que el útero aumenta de tamaño, puede mover un poco el estómago, lo que puede causar acidez estomacal. Puedes reducir los niveles de ácido del estómago durante este tiempo, comiendo comidas pequeñas y bebiendo mucha agua y líquidos, evitando los alimentos fritos, los refrescos, las frutas cítricas y sus jugos y alimentos picantes. Si la acidez persiste, pídele a tu médico que le recete un antiácido o un medicamento efervescente.

Hinchazón

Un útero agrandado ejerce presión sobre las venas que transportan sangre desde los pies y las piernas, provocando hinchazón en los pies y tobillos en algunos casos, la hinchazón de las extremidades a su vez ejerce presión sobre los nervios, provocando hormigueo y entumecimiento, retención de líquidos que puede causar además hinchazón de la cara y debajo de los ojos, especialmente al despertar. Si la hinchazón de la cara y los ojos continúa, debes consultar a un médico. Para aliviar otros síntomas, puedes usar un reposapiés, levantar ligeramente los pies y las piernas cuando te vas a dormir, o nadar un poco en la piscina.

Arañas vasculares, varices y hemorroides

El aumento de la circulación sanguínea puede hacer que aparezcan en la piel pequeñas venas rojas, conocidas como arañas vasculares. También pueden aparecer líneas azules o rojas debajo de la superficie de la piel, especialmente en las piernas. Las venas varicosas en el recto (hemorroides) son otra posibilidad durante este período de embarazo, si tienes venas varicosas dolorosas, levanta las piernas y use medias de compresión. Para prevenir las hemorroides, evite el estreñimiento ingiriendo mucha fibra y bebiendo muchos líquidos.

Micción frecuente

Cuanto más descanse tu bebé en la pelvis, más presión creará en la vejiga, esto aumentará tu micción incluso durante la noche y el aumento de presión puede hacer que se te escape algo de orina involuntariamente. Si te preocupan las fugas, usa «salva slips «para este propósito. Además, asegúrate de no tener una infección del tracto urinario que cause demasiada micción, ardor al orinar, fiebre, calambres y dolor de espalda. Consulta con tu médico cuando sospeches de una infección, ya que podría tener un efecto negativo sobre el embarazo y el parto.

Secreciones vaginales

La descarga durante este período es un síntoma normal, pero si sospechas que las secreciones son líquido amniótico, consulta a tu médico de inmediato.

Lo último en Bebés

Últimas noticias