Conjuntivitis en niños

conjuntivitis

Descubre todo sobre esa infección ocular contagiosa

La salud de los hijos preocupa mucho a los padres. Por eso, es importante que estos tengan la mayor información posible sobre algunas de las enfermedades que los pequeños más se contagian en guarderías y colegios. Y precisamente entre esas se encuentra la que ahora queremos analizar en profundidad. Nos estamos refiriendo a la conjuntivitis.

Sigue leyendo y podrás conocer todos los datos al respecto.

¿Qué es la conjuntivitis?

Lo primero es saber qué es la conjuntivitis. Pues bien, podemos exponer que se trata de una infección de tipo ocular. Consiste en la inflamación de lo que se da en llamar conjuntiva, que viene a ser una membrana de tipo transparente que es la que se encarga de cubrir no solo la superficie interior de los párpados sino también lo que es la parte blanca del ojo. Es importante saber que puede afectar a un solo ojo o a los dos.

Puede ser muy contagiosa en ciertos casos, de ahí que sea muy frecuente entre los niños, debido a que se “propaga” en guarderías y colegios.

Causas y síntomas

conjuntivitis
Lagrimeo constante

Virus y bacterias son las que pueden propiciar la conjuntivitis que es la más habitual. No obstante, no podemos pasar por alto tampoco que hay otros tipos de conjuntivitis que no son infecciosas como sería el caso de la irritativa, que está causada por algún elemento que irrite el ojo, o la alérgica. Esta, como su propio nombre indica, es la que se produce en pequeños que tienen distintas alergias.

Aunque son varios los síntomas que van asociados a esta infección, no podemos olvidar que los más frecuentes son el enrojecimiento del ojo, la inflamación de la conjuntiva, la secreción ocular e incluso dolor en la citada conjuntiva.

No obstante, otras señales que también indican que un pequeño puede estar sufriendo conjuntivitis son el que sienta como si tuviera arenilla en el ojo, lagrimeo constante, sensación de picazón, hinchazón del párpado y también sensibilidad a la luz.

Tratamiento

Una vez que ya puedes tener claro qué es la conjuntivitis, llega el momento de conocer cuál es el tratamiento adecuado. En ese caso, cuando se sospeche que el niño puede tener aquella, hay que llevarlo al pediatra para que realice el diagnóstico certero. Si efectivamente sufre esa infección, el doctor procederá a determinar qué medidas tomar para acabar con la misma.

En concreto, puede recetar una pomada ocular antibiótica o bien gotas para los ojos que también son antibióticas. De la misma manera, si el pequeño tiene ciertas molestias le puede incluso permitir que tome paracetamol. Eso sin pasar por alto que si se trata de una conjuntivitis alérgica puede indicarle fármacos antialérgicos.

Otros datos de interés

conjuntivitis
No acudir a clase en 48 horas

Además de toda la información que te hemos dado, es necesario que conozcas otra serie de datos de interés acerca de esta infección que nos ocupa:

  • Es necesario que, una vez que le haya sido diagnosticada la conjuntivitis, el menor no acuda a la guardería o al colegio en, al menos, 48 horas. Es la manera de evitar que se lo contagie a profesores o a compañeros de clase.
  • Un remedio casero que se puede utilizar para aliviarle las molestias que puede estar sintiendo consiste en aplicarle sobre el ojo compresas frías. Eso sin pasar por alto que si tiene secreciones oculares se las puede limpiar con una gasa y agua tibia.
  • Para evitar contagiarse de esa infección, se hace necesario que los pequeños no compartan con nadie ni toallas ni almohadas ni gafas ni tampoco pañuelos de papel. Asimismo, otra medida para conseguir eludir el contagio es la de lavarse las manos con mucha frecuencia y siempre con agua y jabón.
  • En relación al punto anterior, hay que establecer que si tu hijo tiene conjuntivitis es esencial que en casa sigáis unas medidas para no contagiaros. Eso pasa por lavar todas sus prendas de vestir así como sus toallas y ropa de cama por separado y con agua caliente.
  • Un recién nacido puede sufrir esta infección si su madre sufre alguna ETS (Enfermedades de Transmisión Sexual). Y es que en el momento de venir puede contagiarse de las bacterias y virus de ese tipo de enfermedades al pasar por lo que es el canal de parto. Para evitarlo hay médicos que a los recién nacidos le aplican nada más nacer una pomada o gotas antibióticas.

Temas

Últimas noticias