Viajar

Viajar en avión con niños y bebés: Consejos para un vuelo tranquilo

viajar avión niños
Consejos para que podamos viajar con avión en niños tranquilamente

Se acerca el verano y puede que tu destino vacacional sea fuera de España. El avión será el mejor medio de transporte pero puede que dudes de que un viaje largo en avión con niños sea posible. En realidad basta con seguir unos pequeños trucos para hacer el vuelo más divertido e interesante y dejar un grato recuerdo a toda la familia incluso cuando viajas con bebés. Aquí tienes algunos consejos sobre cómo viajar en avión tanto con niños como con bebés. Consejos que son sencillos y que te permitirán un vuelo de lo más agradable.

Viajar en avión con niños

Una de las primeras cosas a tener en cuenta antes de viajar es cómo vestirse para un viaje largo en avión. Se recomienda ropa cómoda tanto para los niños más mayores como los más pequeños.

Durante el viaje en avión, debido a la inmovilidad y los cambios de temperatura, los pies pueden hincharse, por lo que la ropa adecuada puede marcar la diferencia. Siempre mejor calzado cómodo, camisetas de algodón, chándales o sudaderas, o directamente, pijamas para vuelos nocturnos.

Recuerda que pueden pedirte que te quites los zapatos durante el control de seguridad (controles de seguridad antes de embarcar) y que incluso los niños se los tengan que quitar así que evita ponerles zapatos incómodos sino que es mejor aquellos que se pueden poner y quitar rápidamente.

Y si hace mucho frío en el avión, puedes pedirle una manta a la tripulación.

No olvides añadir algunos elementos para dormir en el avión
en tu equipaje de mano: Almohadilla para el cuello, tapones para los oídos, un antifaz para luz y un par de auriculares si deseas que el niño se ponga a escuchar música o ver una película en su tableta.

Viajar en avión con un bebé

Para un viaje en avión con un bebé, es recomendable informarse con antelación sobre la presencia a bordo de los asientos reservados.

Las primeras filas del avión suelen estar reservadas para padres con niños pequeños: allí es posible disponer de una cuna para fijar a la pared opuesta o un asiento regulable.

También es posible llevar tu propia silla de coche , de lo contrario, los niños de hasta dos años deben permanecer en el regazo de sus padres.

Para los niños de 0 a 2 años no es posible llevar equipaje de mano propio, pero uno de los padres puede llevar un equipaje adicional de hasta 5 kilos con lo necesario para el viaje dentro.

Juegos para viajar en avión con los niños

¿Cómo pasar el tiempo en el avión? Incluso un viaje de unas pocas horas puede resultar aburrido para los niños.. así que aquí van algunas ideas de juegos en el avión para niños , evitando aburrirlos y en ocasiones molestar a los «vecinos».

Una buena idea puede ser llevar juegos portátiles de mesa que no dejan de ser los juegos de mesa de toda la vida, pero en una versión reducida. También puede ser buena idea elegir libros sensoriales que no solo son para hojear, sino también modulares, en los que el niño puede unir y separar los distintos elementos de la página y también realizar juegos y actividades estimulantes.

Para los niños mayores hay pizarras mágicas o tabletas para escribir, que son económicas y ahorran espacio.

Para los niños a partir de 5 años, los juegos de cartas son un gran pasatiempo, pero también podemos comprarles un libro o un cuaderno para colorear.

Otra opción es que en tu equipaje de mano lleves lápices de colores y hojas para colorear (mejor evitar rotuladores que puedan ensuciar la ropa y los asientos), libros para leer todos juntos, juguetes o peluches para jugar en el asiento.

Viaje largo en avión con niños

Muy prácticas y útiles tanto para viajar en coche como en avión son las bandejas de viaje infantiles de las prácticas maletas que una vez abiertas se convierten en mesas sobre las que los niños pueden dibujar y jugar, pero también tomar la merienda descansando sobre una mesa limpia ¡sin problemas de higiene!. Este tipo de maletas y bandejas se pueden comprar en muchas tiendas aunque encontrarás una amplia variedad en Amazon.

Algunas aerolíneas, para vuelos de más de tres horas o intercontinentales, brindan juegos, lápices y libros para colorear para cada niño, con el fin de hacer el viaje más divertido y ameno. Y si el viaje es especialmente largo, también puedes ver algunas películas o jugar con las aplicaciones para niños en las tabletas. Infórmate si en tu avión hay pantallas para cada asiento para que los niños puedan ver dibujos durante el vuelo. No olvides utilizar auriculares para no molestar a los demás pasajeros.

Dormir en el avión con niños

En viajes largos en avión, especialmente de noche, se recomienda dormir durante el vuelo al menos unas horas: el tiempo pasa más rápido, no te aburres y sobre todo llegas más descansado a tu destino.
En el caso de que la aerolínea no reparta mantas y artículos para descansar más cómodamente, es mejor tener también una almohada y una manta para los niños.

Y para un sueño aún más tranquilo es bueno recordar llevar también su peluche favorito, el que más gusta a los niños, para que les dé la serenidad adecuada incluso en caso de turbulencia durante el vuelo.

Comer en el avión

Durante el vuelo es posible comer tanto los snacks servidos por las azafatas como los comprados en el duty free antes de embarcar. Pero si quieres puedes traer algo a bordo. Para viajes largos se suele servir desayuno, comida o cena, pero puede que a los niños no les guste.

Mejor traer algo más sustancioso para ellos, siempre de acuerdo a las regulaciones de la aerolínea. Algunas aerolíneas también ofrecen menú infantil , con comidas más sencillas y en paquetes coloridos y alegres, pero debes reservarlo al menos 48 horas antes del vuelo.

Los bebés pueden ser amamantados en el avión, o a bordo es posible calentar biberones, agua para leche en polvo, papillas preparadas en pequeños envases aptos para el calor. Asegúrate de que los productos líquidos como agua y bebidas estén en recipientes con una capacidad máxima de 100 ml y colocados en una bolsa transparente. Para toda la familia es recomendable consumir mucha agua durante el vuelo, ya que el aire del avión provoca cierta deshidratación.

Viajar en avión: oídos tapados

Mientras viajas en avión puede pasar que tengas los oídos tapados , especialmente durante las fases de despegue y aterrizaje. Para paliar las clásicas molestias de oído que sufren algunos en el avión, prueba a simular un bostezo o mascar chicle o caramelo.

Para evitar que a los niños se le tapen los oídos, es recomendable darles un biberón o un chupete si son pequeños, o un caramelo o una galleta para roer a los mayores.

Si el dolor de oídos es causado por resfriados, puede llevar en el avión un spray descongestionante o gotas especiales, bajo el consejo de su médico.

Otra solución puede ser la llamada maniobra de Valsalva : empujar el aire por la nariz, manteniendo ambas fosas nasales cerradas con los dedos, como cuando te sumerges en el agua.

Lo último en Bebés

Últimas noticias