Frutos secos y niños. Todo lo que necesitas saber

frutos secos
Frutos secos y niños. Las claves de esta relación
Comentar

Sin lugar a dudas, la alimentación de los hijos es una de las cosas que más debe preocupar a los padres. Y es que para que los pequeños crezcan sanos y fuertes deben tener una dieta sana, completa y equilibrada. Eso sin pasar por alto que deben ir introduciendo en esa los alimentos en base a las recomendaciones médicas y a su edad. Precisamente por eso, a continuación, vamos a explicar cómo y cuándo debe ser la ingesta de los frutos secos por parte de los niños. Sí, porque en ocasiones esa crea dudas o se realiza de forma incorrecta.

Sigue leyendo y conocerás todo al respecto.

¿Cuándo darles frutos secos?

Los frutos secos están muy presentes en nuestra vida, ya sea como aperitivo, como integrantes de dulces o recetas… Por eso, es inevitable que los menores estén en contacto con esos. No obstante, hay que saber en qué momento los pequeños pueden tomarlos. Pues bien, como norma general, se viene a establecer que no los deben ingerir los menores de 5 años. Sí, porque antes de esa edad no cuentan con unas piezas dentales que les permitan triturarlos como es debido y eso puede hacer que se atraganten.

Eso sí, se determina que a partir de los 3 años los pueden comer siempre y cuando sea de manera triturada y en poca cantidad. De esta manera, se pueden introducir en la alimentación infantil triturados y como parte de purés, en platos de pasta e incluso junto a cereales o a yogur.

Peligros con los frutos secos

frutos secos
Los cacahuetes, entre los frutos secos más peligrosos

La ingesta de estos alimentos que nos ocupan por parte de los niños tiene que estar muy vigilada y debe respetarse las normas que hemos mencionado en el apartado anterior con respecto a la edad. Y es que hay que saber que los frutos secos cuando se trata de pequeños van asociados a peligros que estos pueden sufrir. Nos estamos refiriendo a situaciones tales como estas:

  • Atragantamiento. Como hemos citado, si los menores empiezan a tomar esos frutos antes de los 5 años se corre el riesgo de que puedan atragantarse porque sus piezas dentales no puedan masticarlos como es debido. Tanto es así que se viene a indicar que algo más de 70 % de los casos de atragantamiento que experimentan los niños es debido a esos alimentos. Entre los que pueden provocar más fácilmente esta situación están los cacahuetes y las almendras, por ejemplo.
  • Alergia. Otro motivo de peso para no darles frutos secos antes de lo establecido es que esos alimentos pueden traer consigo alergias cutáneas e incluso respiratorias. Es más, se establece que esas alergias son realmente graves y peligrosas. En concreto, se establece que los frutos secos que más habitualmente las provocan son las avellanas, las nueces y las almendras.

Ventajas de los frutos secos

Además de todo lo indicado, no debemos pasar por alto que cuando se respeten las mencionadas indicaciones, los frutos secos son altamente beneficiosos para los pequeños de la casa. En concreto, les permiten disfrutar de ventajas tales como estas:

    • Aportan al organismo los nutrientes que necesita.
    • Se convierten en una estupenda fuente de energía.
    • No se debe pasar por alto que contribuyen a mejorar lo que es la salud cardiovascular.
  • Hay estudios que vienen a indicar que el consumo de frutos secos reduce los riesgos de sufrir cáncer o altos niveles de colesterol.
  • Otorgan una gran cantidad de vitaminas y de minerales.

Los frutos secos para niños más recomendables

frutos secos
Pistachos, entre los frutos secos más saludables

Después de toda la información que te hemos dado cabe la posibilidad de que estés pensando “¿cuáles son los mejores frutos secos para mis niños?”. Pues bien, son estos que deben tomarse siguiendo las pautas indicadas y con moderación:

  • Las almendras, que mejoran la salud cardiovascular, aumentan la función cerebral y otorgan energía.
  • Las castañas, que son ricas en fibras por lo que contribuyen a que los pequeños tengan muy bien lo que es el tránsito intestinal. Eso sin pasar por alto que aportan al organismo minerales tales como el hierro, el potasio o el magnesio.
  • Los pistachos, que aportan vitaminas, minerales y proteínas. Ayudan al tránsito intestinal, combaten el estrés, mejorar el estado cardiovascular y reducen los riesgos de padecer colesterol o diabetes.
  • Las avellanas, que son muy ricas en ácido oleico, que favorecen el crecimiento y que mejoran el sistema cardiovascular.

Últimas noticias