política baleares

Un micro abierto delata la maniobra del presidente socialista del Parlamento balear para silenciar a Vox

"¿Te ha gustado la jugada?", dijo Vicenç Thomàs a una socia independentista tras impedir la réplica a esta formación

El líder de Vox en Baleares, el diputado Jorge Campos, denuncia que lo ocurrido "supera los límites de un mínimo democrático"

El Parlament balear deniega al Parlamento Europeo sus dependencias para investigar los abusos a menores

Ver vídeo

El Grupo Parlamentario de Vox en la Cámara balear ha registrado una queja formal en la que denuncia la connivencia del presidente del Parlament, el socialista, Vicenç Thomàs, con los partidos del Govern (PSIB-PSOE, Unidas Podemos y los independentistas de Més per Mallorca) para silenciar a Vox en el pleno celebrado este martes después de que un micrófono abierto captara las palabras de Thomàs a la diputada de Més per Mallorca Joana Aina Campomar: «Ala, horario cumplido. T’ha agradat sa jugada?». (¿te ha gustado la jugada?)».

Unas manifestaciones del presidente del Parlament realizadas después de la celebración de un debate en el que la diputada de Vox, Idoia Ribas, fue reprendida hasta en tres ocasiones por Thomàs, que no sólo le indicó cómo debía intervenir, sino que además, le retiró la palabra durante la exposición de una propuesta de ley sobre familias que presentaba la diputada.

Thomàs impidió el debate y los argumentos de Vox, acogiéndose a su particular interpretación del reglamento de la Cámara, cuando permitió que los partidos de izquierda sí hicieran uso de su turno tras vetar a Vox toda réplica. Al finalizar la sesión, celebraba la maniobra y la compartía con Campomar, miembro también de la Mesa del Parlament.

El diputado y portavoz de Vox en Baleares, Jorge Campos, calificó lo sucedido de «atropello absoluto al derecho que asiste a los diputados cuando les interpelan en su contra». Campos lamentó que «estamos acostumbrados a que el socialista, Vicenç Thomàs, utilice el Parlamento de las Islas Baleares como una consejería más del Gobierno de Armengol. Pero esto supera todos los límites de un mínimo democrático que se puede exigir. Es muy grave que el presidente del Parlamento actúe en connivencia con PSOE, Podemos y Més. Estaba preparado para que cerraran el debate y nos insultaran como si no hubiera un mañana, sin darnos posibilidad de réplica».

«PSOE, Podemos y Més van de la mano, no entienden la separación de poderes, del Ejecutivo y del Judicial. Impiden los derechos de los diputados de Vox. Esto es una vergüenza que inhabilita al presidente del Parlamento para ejercer sus funciones», remarcó Campos.

Por su parte Ribas ha censurado la «desfachatez del presidente que me indicó cómo tenía qué hablar, lo que tenía que decir y que no podía dirigirme a los grupos que sustentan al Gobierno».

La diputada denuncia que se vertieron falsedades, mentiras e insultos contra Vox y sus representantes, sin poder en ningún momento defenderse al serle negada la palabra: «Esto es muy grave y espero que la Junta de Portavoces tome cartas en el asunto para que no se vuelva a repetir. En democracia no caben cordones sanitarios ni cosas así. Hay muchas personas que nos votan y estamos aquí para defender sus ideas, para jugar todos con las mismas reglas».

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias