IRREALITY SHOW: La “tregua” de Nacho y Suhaila y la verdadera Lucía escupe a Rubén

IRREALITY SHOW: La “tregua” de Nacho y Suhaila y la verdadera Lucía escupe a Rubén
nominados

Nuestra cronista analiza la aparente paz entre los dos veteranos más guerreros, el destierro de Elisa de Panicis y la aparición de la auténtica Lucía, que la ha emprendido a gritos con todos sus compañeros y ha acabado escupiéndole en la mano a Rubén.

VANESSA ARANDA

Nacho Vidal me tiene descolocada. A veces parece misógino, malvado y cruel y otras un buen tío. Y me despista esta especie de “tregua” ha firmado con Suhaila que vimos en El debate. Realmente no me pareció que hicieran las paces de verdad, sino más bien una estrategia conjunta para no dar la nota porque el jueves que viene uno de los dos podría estar en la calle. El actor porno no ha dudado en pegarse al lomo de Fortu, de los más activos y trabajadores de la isla, y apropiarse de sus logros. En cualquier caso, esta alianza me parece un paripé máximo. Hacen cosas por el grupo para luego echárselas en cara a sus compañeros es patético.

Entre apenada y contenta me encuentro por la situación de Elisa y eso que al principio no me gustó que se arrimara a Labrador y a Noel para llamar la atención. Cada vez soy más fan de la viceversa italiana, expulsada por la audiencia pero repescada por el programa en  Isla Destierro, donde se encuentra feliz de la vida. Pesca, hace fuego, tiene ganas de estar allí y siempre está sonriendo y a tope de energía. Y no es nada fácil. Estar sola noche y día, no tener apenas nada que comer y no enloquecer como le ocurrió a Carmen Ruso, es una auténtica proeza. Veremos como es su evolución y qué es de ella a partir de la semana que viene, pero si el programa la aguanta en Honduras, me parece una posible finalista e incluso ganadora (su personalidad me recuerda a Paula, ganadora de “GH15”).

De momento, Carmen Lomana se mantiene en el concurso pese al delicado estado de salud de su madre, cuyo estado de salud parece estable en estos momentos. No entiendo que la critiquen por quedarse. Ella sabrá lo que tiene que hacer. Lo que a nosotros nos interesa es que está haciendo un buen concurso. Está metida en todos los fregaos y si se muerde la lengua se envenena. Que es lo que nos gusta. Nada más empezar el concurso, le dio a Fortu su primera nominación en la frente y con el cantante de Obús delante. Ahora se ha mojado en la movida Rábago posicionándose en contra de la periodista, que terminó llorando en la última gala al darse cuenta de que Chabelita y Suhaila habían descubierto su estrategia.

Chabelita y su estrategia de no meterse en líos pero sí dar juego hablando de su vida

La otra gran favorita del reality es claramente Chabelita. Y lo digo en todos los sentidos. Aunque está dándolo todo en las pruebas y habla de su vida a los concursantes, que la escuchan con atención la muchacha es más sosa que un trozo de pan sin sal. Y eso que ella misma asegura que tiene muy mala leche… pero todavía no hemos tenido al suerte de verla.

La estrategia es muy clara y además la reconoció su primísima Anabel Pantoja:  No meterse en nada y pasar desapercibida. Mención aparte merece el trato que recibe del programa. No me gusta es que le faciliten información del exterior. Le han leído tuits de sus familiares y le han revelado detalles de cómo se está viendo su participación. En la última gala, Jorge Javier no dudó en improvisarse un “Sálvame Deluxe” con la hija de la tonadillera encarcelada. Esto distorsiona el concurso.

No obstante, prefiero 10 Chabelitas a un Rafi Camino. Entiendo las dificultades que ha pasado a nivel médico, pero alguien así no puede estar en este concurso. Es tan mueble que consigue mimetizarse con el paisaje. Me pasa como a Mila Ximénez, sólo recuerdo que es concursante cuando le enfocan. Si sigue así, por él y por nosotros, que le manden para su casa.

Por fin aparece la verdadera Lucía

Y no puedo olvidarme de la triste situación que viven los Novatos. Como no ganan las pruebas, siguen por segunda semana relegados a vivir en una isla en la que apenas pueden comer. Están flojos y me da la sensación de que el programa les da menos protagonismo que a los veteranos.

Lo más destacado de las últimas horas ha sido la pelea entre Lucía y Rubén. O mejor dicho, la aparición, por fin, de la verdadera Lucía: chabacana, grosera, maleducada y metomentodo, siempre con su discurso de “soy sincera y lo digo a la cara”. Pues bien, se levantó el lunes con el pie torcido, gritando a todo el mundo y al final acabó escupiendo al Mister Universo en su mano, cuando estaba zanjando la conversación. Queremos discusiones pero esta tía es infumable.

 

 

Comentar

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias