"Central de cómicos" regresa a Paramount Comedy con nuevos monólogos

"Central de cómicos" regresa a Paramount Comedy con nuevos monólogos
salomon_281x211

La cadena del humor por excelencia estrenó el domingo nuevas entregas del programa de monólogos en el que nuevos cómicos demuestran su valía y que se ha convertido en uno de los programas mas exitosos de Paramount Comedy

ROBERTO JIMÉNEZ
@RoberJotaG

Paramount Comedy apuesta desde hace más de 15 años por un género que poco a poco va haciéndose hueco en España y que ya está consolidado en Estados Unidos: el Stand-Up Comedy. El domingo 27 de octubre estrenó un nuevo monólogo en  ‘Central de Cómicos’.

El canal referencia de la comedia en España, vuelve a darnos la oportunidad de disfrutar con nuevas actuaciones de algunos de nuestros cómicos más destacados y estrenó el tercer monólogo de Salomón; el cómico gaditano que un buen día decidió abandonar su trabajo de analista de sistemas informáticos para desarrollar su verdadera vocación: hacer reír sobre un escenario.

Salomón regresa a “Central de cómicos”

Aunque nació en San Fernando de Cádiz, aprendió a hablar en Mallorca, luego se fue a Cartagena, Alcalá de Henares, Ferrol y otra vez a Cartagena. Total, que cuando por fin regresó a su tierra, tenía acento de ninguna parte y muy pocos amigos. Como era (y es) malo en los deportes, su popularidad en el colegio era nula, por lo que empezó a congeniar con marginados y proscritos (los que tenían parches en los ojos, aparatos en los dientes y gente invisible en general).

Esto le permitió ver la vida desde la barrera, sin participar del todo, solo observando y reflexionando sobre las vidas de los demás. Por esas fechas ya era objeto de burlas y risas por parte de sus compañeros, pero curiosamente aquellas burlas eran para él la única atención que recibía de los otros niños, así que no solo se aferró a ellas, sino que empezó a provocarlas.

Con el paso del tiempo, decidió hacer algo más que mirar, y así terminó siendo voluntario en una residencia de ancianos, socorrista de piscinas, vigilante de playas, patrón de embarcaciones de rescate, portero de discoteca, cantautor y analista de sistemas informáticos.

Pero no terminaba de encontrar su sitio, hasta que un día decidió romper con todo y aceptar su destino. Ahora se dedica al humor, aunque hay quien dice que lleva haciendo monólogos toda la vida, porque nunca deja hablar a nadie. Probablemente se encuentre en este mismo instante dando la brasa a algún pobre infeliz, en la barra de algún bar.

Tras un primer monólogo en el que hablaba sobre tiendas de ropa, y un segundo centrado en sus problemáticas relaciones de pareja, en esta tercera, Salomón nos trae una pieza en la que reflexiona sobre la guerra de sexos y muestra sus dudas sobre ese gran tema que es la religión. Un monólogo que, en la mejor tradición de la comedia underground americana, expone sus pensamientos más personales y provocadores, pero teniendo mucho cuidado de no caer en la demagogia.

 

Comentar

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias