Crisis del coronavirus

Las familias indignadas con Sánchez por el homenaje de Estado a los muertos del Covid: «Nadie nos ha llamado”

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este miércoles que el próximo 16 de julio tendrá lugar un homenaje de Estado a las víctimas del coronavirus en España. Al acto, que tendrá lugar en la plaza de la Armería del Palacio Real, no han sido invitadas las familias ni las asociaciones que las representan.

Pedro Sánchez ha puesto fecha para la ceremonia en la que se pretende rendir homenaje a los más de 40.000 fallecidos por Covid-19 en España. La ha anunciado durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso. Ha informado que será el Rey el que presidirá un acto al que van a asistir, entre otros, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli y el alto representante exterior de la UE, Josep Borrell. 

«Esta ceremonia civil será la despedida a todos los que han perdido la vida en España por la pandemia y un reconocimiento para sus familiares y para quienes, habiendo sufrido la enfermedad, afortunadamente han sobrevivido», ha asegurado el Gobierno a través de un comunicado posterior.

Entre todos los invitados no se podrá encontrar, sin embargo, a aquellos que han perdido a un familiar durante la pandemia. Tal y como ha podido constatar OKDIARIO al ponerse en contacto con varias de las asociaciones de víctimas como ASACOVID o ADCOVID, el Gobierno no se ha comunicado con ellas para la organización del homenaje, para informarles de la celebración o para extenderles una invitación. De la noticia han tenido conocimiento a través de los medios de comunicación.

A pesar de que el Gobierno aún dispone de un mes para invitar a las víctimas, el presidente no las ha incluido en su intención durante el anuncio en el pleno del Congreso, donde sí ha confirmado que espera la asistencia de distintas personalidades de carácter nacional e internacional, todas del entorno de la política. La bancada socialista rompía en un aplauso ante la intervención de su líder que añadía que quería hacer «constar en acta el agradecimiento a estos altos dignatarios que estarán presentes el próximo 16 de julio». Además, ha reducido los fallecidos a «27.000 compatriotas» en lugar de los más de 40.000 incluidos en el computo los datos autonómicos.

Mientras tanto, las asociaciones de víctimas se preguntan por qué no se ha contado con ellos para este homenaje o, al menos, se les ha informado de que tendría lugar. Estos damnificados presentaron una querella contra Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, por varios delitos de homicidio, lesiones, prevaricación administrativa y denegación de auxilio, tal y como informó OKDIARIO. Por lo tanto, la invitación a la ceremonia de Estado podría suponer un momento de confrontación entre el Gobierno y las víctimas del coronavirus que han reprochado en múltiples ocasiones la gestión del equipo de Pedro Sánchez durante la pandemia.

Algunas de las asociaciones consideran que «este acto no es una prioridad para las familias de los fallecidos», pero aseguran que les gustaría haber tenido conocimiento del homenaje por parte del Gobierno. Las víctimas consideran que se trata de un «homenaje de puro postureo» en el que poco importan las víctimas.

Los grupos en los que los familiares de fallecidos comparten sus experiencias se han convertido en un hervidero al conocer la noticia y han considerado que «sería el propio Gobierno el que no debería acudir».

El presidente ha añadido que este homenaje se extenderá también a los «servidores públicos que han estado en primera línea luchando contra la pandemia» de los cuales sí se espera una representación concreta.

«Negar la epidemia»

La Asociación Española de Damnificados y Víctimas por el Covid-19 (ADAVIC-19) presentó su querella inicial contra Fernando Simón en un  escrito de 22 páginas, que OKDIARIO avanzó en primicia.

La presidenta y abogada de ADAVIC-19, Carolina Mata, pedía a los juzgados de instrucción de Madrid que actuasen contra Simón por «negar la propagación de la epidemia, con el propósito político de alcanzar la fecha del 8 de marzo, y poder celebrar en España las manifestaciones de carácter reivindicativo feminista del Gobierno del que depende».

A juicio de Mata y otros cinco letrados -todos ellos miembros fundadores de la plataforma de víctimas que participaron en la elaboración de la querella y los sucesivos escritos- Simón «no instó a que el Gobierno fuera previsor tanto en la acumulación de material sanitario como en la producción y realización de test de detección».

Si el máximo responsable en España de la gestión sanitaria de la pandemia del coronavirus «hubiese actuado diligentemente, habría procedido a recomendar que se adoptasen cuantas medidas sanitarias le exigía el RSI 2005 y las recomendaciones de la OMS», algo que no sucedió, aseguran en el primer documento registrado en el juzgado.

Múltiples querellas

Pero esta no es la única querella que se ha presentado contra el Gobierno. Pedro Sánchez y su equipo se enfrentan a más de una decena de querellas de colectivos profesionales, sindicatos, abogados y partidos de la oposición por su gestión de la crisis sanitaria del coronavirus.

Hasta la fecha, distintos colectivos de profesionales y de afectados han planeado más de una decena de acciones judiciales contra el Gobierno y otras administraciones en diferentes tribunales -las de las organizaciones profesionales son una decena-. Algunas ya se han iniciado, otras se han anunciado pero, previsiblemente, quedan por llegar nuevas demandas. Todas tienen un elemento común: pedir responsabilidad al gabinete de Pedro Sánchez por su gestión de la crisis del coronavirus.

Lo último en España

Últimas noticias