Salud

Errores comunes que cometemos con el protector solar

Errores comunes que cometemos con el protector solar
0 Comentar

Se acercan los días de sol y playa en los que volvemos a recordar que el protector solar debería acompañarnos en la maleta. Sin embargo, caemos normalmente en una serie de errores que hacen que no sea 100% efectivo. Vamos a ver cuáles son estos errores para evitarlos y disfrutar del sol de forma segura.

Protector solar
La aplicación del bronceador debe realizarse con antelación a la exposición al sol.

¿Cuáles son los errores más comunes a la hora de usar un protector solar?

Aplicarlo justo antes de la exposición solar

Según los dermatólogos, la aplicación del bronceador debe realizarse con antelación a la exposición al sol. Entre una media y una hora mínimo, sería el tiempo ideal.

Comprar un factor de protección menor al que necesita nuestra piel

Si no adaptamos el factor de protección a nuestra piel es como si no hubiéramos puesto nada, ya que los rayos ultravioleta penetrarán de igual forma. No tengamos miedo de coger uno muy alto en las primeras exposiciones al sol, porque es cuando la piel necesita estar aún más protegida.

Protector solar
Utilizar de forma equivocada el protector puede ocasionar más de una quemadura.

Ponerlo solo una vez al día o con poca frecuencia

Es el error más común a la hora de usar un protector solar. Si vamos a tener contacto con el sol todo el día, debemos volver a aplicarlo cada dos horas. Si nos metemos al mar o a la piscina, aunque estemos utilizando un protector resistente al agua, debemos repetir la operación.

Utilizarlo únicamente en verano

El protector solar hay que aplicarlo todo el año, porque los rayos del sol nos afectan siempre.

Protector solar
Tomar el sol es sano siempre y cuando cuidemos debidamente la piel.

Usarlo de un año para otro

Es muy frecuente que compremos un protector y lo guardemos para el año siguiente. Pero esto es un gran error, porque la mayoría estarán caducados. No pasará nada en nuestra piel, pero no tendremos protección alguna.

Comprar un protector de baja calidad

Para no caer en errores, lo mejor es que compremos un protector de buena calidad. Hay que leer los componentes de las cremas antes de comprarlas y tener muy en cuenta, como decíamos, los factores de protección.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias