Salud

Cómo actuar ante una lipotimia

lipotimia
0 Comentar

Por motivos muy diversos, puede ocurrir que el riego sanguíneo que se ocupa de transportar el oxígeno al cerebro no resulte suficiente para mantenerlo consciente. Es ahí cuando se produce una pérdida de conciencia que puede ser parcial o completa, que se acabará recuperando con bastante rapidez. Es lo que se conoce como lipotimia, sincope o desmayo. A continuación te explicamos cómo actuar ante una lipotimia.

Hay varias causas que pueden provocar este problema, que son las siguientes:

-Personas que se enfrentan a emociones fuertes debido a la ansiedad o el miedo. También puede ocurrir que debido a la sobreexcitación de la alegría puedan sufrir un síncope.

-Los sitios que carecen de ventilación y que son cerrados llegan a generar agobio.

-El ayuno durante un tiempo prolongado.

-El dolor en ciertas situaciones hará que el cerebro desconecte y provoque el desmayo de la persona.

-El exceso de calor que origina una bajada de la tensión de manera repentina.

-Las lipotimias también se pueden asociar a los miedos o fobias.

Hay una serie de síntomas característicos que identifican a las personas que están a punto de sufrir un síncope. Muestran palidez, debilidad repentina, visión borrosa, sudoración fría, caída repentina al suelo, pulso débil, respiración superficial y inconsciencia o semiinconsciencia.

Los desmayos en sí no presentan una gran complicación. El problema se encuentra en el entorno en el que se produzcan. Siempre ocurre el riesgo de que al caerse pueda darse un golpe en la cabeza contra el suelo o un mueble, por ejemplo. No es lo mismo que se produzca estando sentado y rodeado de gente, que encima de una escalera y solo.

El método de actuación más adecuado

Para atender a una persona que haya sufrido una lipotimia lo primero que se debe comprobar es si se trata únicamente de un desmayo y si continúa respirando. Hay que colocar a la persona en un lugar que cuente con una adecuada ventilación y aflojarle la ropa para permitirle que respire con más facilidad.

Hay que indicar a la víctima que respire de manera profunda tomando aire por la nariz y lo expulse por la boca. Además, debe toser varias veces para que con este estímulo mejore el riego sanguíneo cerebral. En el caso de encontrarse consciente es preciso tumbarle boca arriba y levantarle las piernas para facilitar el retorno de la sangre a la cabeza. Si no es así y se comprueba que respira con normalidad, habría que colocarle de lado para que pudiese expulsar los vómitos en caso de que se produjesen.

Hay que evitar que la víctima se enfríe. Sería suficiente con ponerle encima una manta o una chaqueta.

Ante una lipotimia hay una serie de acciones que no se deben llevar a cabo. Entre otras cosas, no darle de beber o de comer hasta que se encuentre recuperado del todo, ni dejarle tampoco solo.

Puede ocurrir que cuando el desmayo se prolongue más de cinco minutos no se trate de un síncope o lipotimia. Podría ser una persona diabética que haya sufrido una bajada de azúcar. Lo adecuado sería pedir ayuda a un médico.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias