Embarazo

Reducir el dolor óseo en el embarazo

¿Cómo se puede reducir el dolor óseo en el embarazo? En la práctica hay algunos consejos que ayudarán a disminuir las molestias. Toma nota.

Dolor de huesos en el embarazo
Tratamiento del dolor óseo en el embarazo

Durante el embarazo es normal sentir algunos dolores y malestar. En realidad, principalmente se ven afectados músculos y articulaciones; los dolores de huesos no son muy comunes y están relacionadas con traumatismos, infecciones, sobrecarga o enfermedades como cáncer.  El dolor óseo en el embarazo se encuentra muy localizado. Sin embargo, muchas embarazadas consideran dolor óseo el de músculos y articulaciones.  A continuación, analizamos cómo reducir los dolores en el embarazo.

Dolores comunes en el embarazo

  • Dolor de espalda: provocado por la tensión sobre los músculos de la espalda a medida que aumenta el peso del bebé. También influyen las hormonas del embarazo al relajar el tejido conectivo, preparando la pelvis para el parto.
  • Calambres: pueden ser leves a dolorosos. Pueden confundirse con contracciones y aparecer en el área abdominal o piernas.
  • Sensibilidad dental: se debe al aporte de calcio del organismo materno al bebé. Pueden aparecer enfermedades de las encías.
  • Dolor de cabeza: de origen hormonal. Consulta con el médico, pues no se recomienda aspirina durante el embarazo.
  • Bajo vientre: a medida que aumenta el tamaño del útero se estiran los ligamentos que lo mantienen en su lugar.
  • Pinzamientos: los tejidos pueden presionar sobre los nervios creando pinzamientos. Pueden ocurrir en distintas partes del cuerpo. El síndrome del túnel carpiano causa adormecimiento en los dedos, en cambio un pinzamiento en la columna provoca un dolor agudo.El dolor óseo en el embarazo

Dolor óseo en el embarazo

Sínfisis pubiana

Se caracteriza por rigidez en las articulaciones o movimientos desiguales de la pelvis. El dolor se localiza sobre el hueso púbico, a nivel de las caderas; también puede aparecer en la espalda baja y perineo y extenderse a los muslos. Dificulta caminar Alivio del dolor: el objetivo del tratamiento es aliviar el dolor, mejorar la función muscular y corregir la posición para estabilizar las articulaciones. Se realizan masajes y ejercicios. Los casos más graves pueden requerir cinturones de soporte o incluso muletas.

Osteoporosis

Es una posibilidad muy remota, pero algunas mujeres pueden padecer osteoporosis durante el embarazo. La mayoría de las mujeres ya tenían baja densidad ósea antes del embarazo, pero también puede ser causada por bajos niveles de calcio en la sangre.  Los síntomas son dolor de espalda, disminución de la altura y ruptura de huesos después del parto. Alivio del dolor: al dolor físico suele sumarse el dolor emocional de no poder realizar movimientos o atender al bebé. Se recomiendan ejercicios, fisioterapia, apoyo familiar y psicológico. Consulta con tu médico acerca de tomar analgésicos.

Ahora que ya sabes más sobre el dolor óseo en el embarazo, ante cualquier duda recurre a tu médico.

Lo último en Salud

Últimas noticias