Nutrición

¿Qué es la taurina? Propiedades y beneficios

Entre los principios activos más saludables y más de moda en los últimos tiempos, se encuentra la taurina. ¿Sabes en qué consiste? Aquí te lo contamos, toma nota.

La taurina
Beneficios de la taurina

La taurina es un compuesto orgánico muy de moda durante los últimos años. Principalmente porque aparece incluida entre los ingredientes de las bebidas energizantes. Se le atribuyen beneficios destacados relacionados con el rendimiento físico, así como para optimizar el razonamiento y el procesamiento mental. Es una sustancia natural, que puede conseguirse en diversas fuentes. La lista incluye carne de ternera o vaca, pescados, lácteos y hasta en la leche materna. Sin embargo, a nivel comercial, tanto los suplementos alimenticios como las ya mencionadas bebidas energéticas, suelen valerse de soluciones sintéticas.

La atención e investigación recibidas sobre la taurina, le ha permitido mejorar su valoración dentro de los campos nutricionales y científicos. Pasó de ser considerado como un aminoácido no esencial, a uno muy esencial.  Aunque no sin cuestionamientos, la mayoría de ellos relacionados con las campañas de marketing que han empleado los ‘zumos vigorizantes’. Así como al consumo excesivo de esta clase de productos, principalmente entre niños y adolescentes.La taurina

Aminoácido Toro

No es difícil adivinar de donde proviene su nombre. Lo mismo ocurre con el ‘espíritu’ de una poderosa marca de bebidas energéticas de bandera austriaca, cuya campaña de marketing de finales de los años 80 dio a la taurina un protagonismo destacado.

Su descubrimiento tuvo lugar en 1827. Los científicos alemanes Friedrich Tiedemann y Leopold Gmenlin la aislaron por primera vez, después de examinar la bilis de un ganado vacuno de sexo masculno.

Funciones básicas

La denominación de aminoácido semiesencial o circunstancialmente esencial, obedece a que no siempre puede ser sintetizado de manera natural por el organismo. Una situación que no solo se presenta con los humanos. Animales como los gatos no son capaces de generarla por sí mismos, por lo que es un elemento que obligatoriamente debe ir incluido dentro de su dieta.

La primera tarea que se le descubrió a la taurina fue la de precursor de la bilis. Un déficit de esta sustancia se traduce en dificultades digestivas, así como problemas renales, cuadros de hipertensión, anomalías en el crecimiento, dolores torácicos frecuentes y daño en las neuronas de la retina. Un incremento dramático en los niveles de ácido úrico y mayores probabilidades de padecer artritis son las consecuencias provocadas por los excesos.

Por qué buscar alimentos (o suplementos) que incluyan la taurinaLa taurina

Destacan quienes alaban las propiedades de esta sustancia, su implicación en el mantenimiento de la integridad celular. Aspecto que resulta especialmente sensible para todos los músculos, empezando por el corazón. Al igual que para todo el sistema nervioso central y el óptimo funcionamiento del sentido de la vista.

En lo que respecta específicamente al sistema cardiovascular y circulatorio, resalta su capacidad para influir positivamente en el rendimiento y la eficacia del principal órgano del cuerpo humano. Los que más se favorecen de ello son las personas diagnosticadas con alguna deficiencia cardiaca.

También relacionado con la circulación, la taurina es una de las encargadas de mantener dentro de los niveles ópticos el agua y todos los minerales presentes en la sangre. A la par de su funcionalidad dentro del sistema nervioso, en donde actúa como neurotransmisor. De ahí que su consumo interviene favorablemente dentro de los procesos mentales, evitando los escenarios de fatiga del pensamiento.

Taurina y deporte

Como hemos visto con anterioridad, la ‘masificación’ de la taurina llegó gracias al impulso de las bebidas energéticas. Y también como hemos comentado, las controversias no han sido del todo superadas.

De cualquier forma, algunas cosas sí están claras. Una de ellas es que el aumento de la resistencia aeróbica es incuestionable. Lo mismo que su capacidad para facilitar los procesos de recuperación y regeneración muscular. Lo anterior impulsado parcialmente por las propiedades antiinflamatorias que trae añadidas.

Un grupo importante de pacientes diagnosticados con insuficiencias cardiacas han podido volver a ejercitarse con regularidad. Esto después de que en sus tratamientos se incluyera como parte de la suplementación alimenticia.

¿Dónde está el problema?

Básicamente en las bebidas energéticas, y no por su contenido de taurina. Muchas de ellas contienen otros elementos, siendo el más controvertido (y sin dudas el más perjudicial para la salud) el azúcar. Por lo que lejos de convertirse en opciones saludables, su consumo, y especialmente su abuso, eventualmente desencadenará muchos problemas. Empezando con el sobrepeso por exceso de calorías.

La cafeína es otro elemento no muy celebrado. Aunque la combinación entre este alcaloide y el aminoácido mejoran de manera notable la función cognitiva y en general, el funcionamiento del cerebro.

Otra situación delicada es la mezcla de estas fórmulas sintéticas con bebidas alcohólicas, café y tabaco. “Acoplamientos” que de manera inmediata pueden provocar situaciones de riesgo, como taquicardias o aumento de la presión arterial. Y que de convertirse en un hábito a largo plazo afectarán seriamente al sistema nervioso.

Alimentación balanceada

Si quieres aumentar tu ingesta de taurina, búscala en los alimentos naturales. Como siempre, una alimentación balanceada es la mejor forma de ofrecer al organismo todo lo que requiere.

Lo último en Salud

Últimas noticias