Alimentos

Propiedades y beneficios de la chirimoya

La chirimoya tiene un alto contenido en nutrientes esenciales para el buen funcionamiento del organismo: potasio, magnesio, hierro, calcio y zinc.

La chirimoya contiene aproximadamente un 20% de carbohidratos.
Propiedades y beneficios de la chirimoya

La chirimoya es una fruta originaria de Perú con una característica forma de corazón. El exterior es de color verde y el interior está compuesto por una pulpa muy sabrosa con semillas negras. Un alimento muy rico en vitaminas A y C, así como del grupo B.

Además, la chirimoya tiene un alto contenido en nutrientes esenciales para el buen funcionamiento del organismo: potasio, magnesio, hierro, calcio y zinc. Su consumo es por tanto fundamental en una dieta saludable y equilibrada.

La chirimoya contiene aproximadamente un 20% de carbohidratos, mayoritariamente fructosa y glucosa. Es por tanto una gran fuente de energía. Una chirimoya pesa alrededor de 200 gramos y aporta 170 calorías.

Salud cardiovascular: esta fruta es muy rica en potasio, de modo que ayuda a regular los niveles de presión arterial. Además, tiene niveles altos de antioxidantes, que mantienen a raya los niveles de colesterol y, además, evitan el envejecimiento prematuro de la piel y las células.

Hipertensión: es una enfermedad frecuente entre personas maduras y de avanzada edad. Gracias al bajo contenido en grasa y sodio de la chirimoya, la fruta es muy recomendable para personas que sufren este trastorno, disminuyendo así el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Enfermedades infecciosas: uno de los principales beneficios es su gran capacidad para proteger el organismo ante infecciones y parásitos gracias a su alto contenido en vitamina C.

Estreñimiento: esta fruta también es muy rica en fibra, por lo que ayuda a regular el tránsito intestinal. Evita enfermedades como el estreñimiento o las hemorroides.

Estrés: se trata de una de las principales enfermedades entre la población adulta en la actualidad. La chirimoya regula el sistema nervioso, actuando a modo de ansiolítico y tranquilizante.

Salud de los huesos: la chirimoya es muy rica en calcio y minerales, por lo que es una fruta muy recomendada para cuidar la salud de los huesos. En caso de personas mayores, minimiza el riesgo de sufrir osteoporosis.

Embarazo: y, por último, la chirimoya es un alimento muy beneficioso para mujeres embarazadas gracias a su alto valor nutricional. Contiene numerosos nutrientes que favorecen el desarrollo tanto físico como mental del bebé. Además, reduce el riesgo de sufrir un aborto y ayuda a minimizar las molestias típicas de la gestación, como las náuseas.

 

 

Lo último en Salud

Últimas noticias