Concentración

Mejora tu concentración con infusiones de plantas

Las infusiones de plantas son muy positivas para diferentes aspectos de nuestra vida, entre los cuales está el incremento de la concentración. Estos son ejemplos.

Una infusión beneficiosa
Infusiones para la concentración

El trabajo, el costo de la vida, las responsabilidades académicas, horas en el tráfico y un largo etcétera. La vida moderna está llena de factores ventajosos y otros tantos que suman más preocupaciones que beneficios. Este panorama hace que concentrarse en algunos momentos se vuelva una misión imposible. Para facilitar todos los procesos mentales, hay varias infusiones de plantas que resultan en verdaderos salvavidas para aquellos que necesitan enfocar todos sus esfuerzos en tareas intelectuales o analíticas.

Es importante tener en cuenta que no se trata de soluciones milagrosas. Cuando resulta muy cuesta arriba dedicar toda la atención en determinadas actividades, lo mejor es consultar con un especialista. En estos tiempos acudir a los consultorios de los profesionales de la salud mental ya no debería ser motivo de vergüenza. Infusiones para concentrarse

De la misma forma, es prácticamente imposible gozar de buena concentración si no se descansa lo suficiente. Dejarse llevar por el ritmo frenético de la vida actual y no tomarse momentos para ‘reiniciar’ al cerebro, solo sumará problemas al funcionamiento de la mente y del organismo en general.

Aportes de la fitoterapia

Romero y ginseng son las primeras que aparecen en la lista de las hierbas que potencian la concentración. La primera, una especie mediterránea con una amplia gama de aplicaciones terapéuticas y farmacológicas. Además de ser muy popular dentro del mundo culinario, principalmente como condimento de carnes, pescados y vegetales.

Shakespeare, en su obra clásica Hamlet, puso en boca de uno de los personajes los beneficios del romero para la memoria. Pero más allá de la dramaturgia, varios estudios han certificado que sus componentes aumentan la velocidad y el asertividad de las respuestas del cerebro. Para preparar su infusión se pone a hervir una ramita en una taza de agua; después de un reposo de unos 20 minutos, ya estará listo para su consumo.

En el caso del ginseng sus propiedades para favorecer la concentración son tan conocidas, que se comercializa en diversas presentaciones: en cápsulas, líquido o en bolsitas de té. Si se opta por esto último, se recomienda tomar una taza en la mañana y otra al final de la tarde.

Infusiones de plantas para reducir el estrés

Si hay un factor que reduce dramáticamente todos los procesos cognitivos es el estrés. El té de melisa o toronjil es de los más eficaces para minimizar los efectos negativos de la también conocida como la enfermedad del siglo XXI. Además, algunos investigadores creen que puede aliviar parcialmente alteraciones derivadas de la enfermedad de Alzheimer.

El jengibre es otra especie frecuentemente relacionada con infusiones de plantas para mejorar la concentración. Para su preparación hay que rallar sus raíces. Con una cucharadita de este polvo, una taza de agua hirviendo y un toque de miel, se obtiene una agradable bebida para la hora del té.

Lo último en Salud

Últimas noticias