Niños

El dengue en niños, lo que hay que saber

Una de las enfermedades infantiles más tradicionales, proveniente de la picadura de un mosquito, es lo que se denomina dengue. ¿Qué sabe del dengue en niños? Toma nota.

Dengue infantil
El dengue en niños

El dengue es una enfermedad viral transmitida por la picadura de la hembra del mosquito Aedes aegypti. Muy extendida en las regiones tropicales, rápidamente se está expandiendo a nivel global. Los primeros casos autóctonos se registraron en Europa en el año 2010. En España, el único vector es el Aedes albopictus o mosquito tigre, ampliamente distribuido en la región mediterránea. Sin embargo, también se detectan casos importados por viajeros o el comercio internacional. En los niños suele ser leve, pero pueden reinfectarse. A continuación todo lo que debes saber sobre el dengue en niños. ¡Cuida a los tuyos!

Síntomas del dengue en niños

El dengue es causado por un virus que tiene cuatro variantes, todas transmitidos por la picadura del mosquito. Cuando el mosquito pica a una persona infectada, se convierte en portador. Al picar a otra persona le inyecta el virus. El dengue no se transmite entre personas, aunque se han detectado casos por exposición a sangre, órganos o tejidos infectados y transmisión perinatal.Niño con dengue

Hay tres categorías de la enfermedad: dengue, dengue con signos de alarma y dengue severo. Excepcionalmente puede adquirir una forma más grave, que es la llamada fiebre hemorrágica del dengue.

En los niños pequeños es difícil detectarla ya que sus síntomas pueden confundirse con los de otras enfermedades típicas de la edad. En niños mayores la sintomatología es más específica.

  • Lactantes y niños pequeños: fiebre durante 1 a 5 días, inflamación de la garganta, rinitis y tos ligera. También puede aparecer diarrea. Durante las primeras 24 a 48 horas aparece sarpullido en la mayor parte del cuerpo que desaparece entre 1 y 5 días después.
  • Niños mayores: síntomas gripales, comienzo súbito de fiebre que puede alcanzar los 39 a 41°C, cefalea, dolor detrás de los ojos, debilidad, dolor en las articulaciones, náuseas, vómitos y alteración de la percepción del sabor de los alimentos y bebidas.

La infección produce una inmunización de por vida solamente respecto del tipo de virus que la causó. Como existen cuatro tipos de virus, existe la posibilidad de contagiarse nuevamente. En este caso, los síntomas son más graves que la primera vez.

Tratamiento del dengue

Al tratarse de una enfermedad viral no tiene un tratamiento específico. Normalmente la enfermedad evoluciona en una a dos semanas y no deja secuelas.

Si hay un niño con dengue en la casa se deben extremar las precauciones:

  • Prevenir la deshidratación. Los signos de deshidratación en bebés y niños son somnolencia, disminución de la cantidad de orina, orina de color oscuro.
  • Consultar con el médico acerca de un medicamento para controlar la fiebre. Mejor si se trata de hacerlo naturalmente mediante paños fríos, baños con agua tibia y ropa liviana para permitir la evaporación de la transpiración.
  • Prestar atención a los síntomas aunque la fiebre descienda o desaparezca ya que puede agravarse en la siguiente fase de la enfermedad.
  • Proteger al niño de picaduras de mosquitos con tules o repelentes. Combatir la presencia del mosquito en el hogar. Mantener las ventanas cerradas o colocar mosquiteros.

¿Conocías estos datos sobre el dengue en niños? ¡Ante la duda consulta con el médico!

Lo último en Salud

Últimas noticias