Odontología

5 mitos sobre las muelas del juicio

muelas del juicio
Las muelas del juicio se encuentran debajo de las encías y al final de las arcadas
Comentar

Las muelas del juicio se encuentran debajo de las encías y al final de las arcadas y es por ello que algunas veces suelen ocasionar problemas de dolor y otros. El hueco para salir puede ser estrecho o pequeño, siempre dependiendo de cada persona y la edad en la que salen también puede variar.

Algunas veces estos dientes suelen estar relacionados con falsas creencias. Veamos cuáles son los principales mitos sobre las muelas del juicio.

1. Todos tenemos muelas del juicio

No es algo cierto puesto que no todas las personas tienen las cuatro piezas que salen, ya que puede ser que el tercer molar no se acabe formando. Mientras que otra posibilidad es que estas muelas nunca aparezcan en la boca pero se hayan formado y estén por debajo de la encía. Esto puede mirarlo el odontólogo a través de una radiografía.

2. Las muelas del juicio deben sacarse

Tampoco es verdadero. No todas las personas deben extraerse las muelas del juicio, únicamente debe hacerse en aquellos casos en los que no hay espacio suficiente para que broten en las arcadas. También es necesario hacerlo si salen torcidas o bien molestan a la hora de empujar otros dientes y produce dolor.

3. Complicaciones a la hora de extraerlas

Se cree que quitar las muelas del juicio es algo realmente complicado, pero cuando lo hace el profesional no lo es y además no provoca peligro por parte del paciente. Hay determinados casos en el que la extracción puede ser algo más compleja dependiendo de dónde y cómo esté situada.

4. Descolocan los dientes de la boca

Es otra falsa creencia, puesto que las muelas del juicio no descolocan los dientes de toda la boca, solo puede pasar en aquellos dientes que estén cercanos a estas.

5. Provocan dolores insoportables

Si bien cuando empiezan a salir pueden provocar molestias, ciertos dolores y algunos especialmente fuertes, esto no le sucede a todo el mundo.

Se recomienda ir al médico para realizar un examen al menos una vez al año y, cuando se cumplen los 18 ( o bien antes, dependiendo de cada caso) que es cuando suelen salir las muelas del juicio, es recomendable que seamos revisados por el odontólogo. Así verá cómo va su desarrollo y evolución.

 

Temas

Últimas noticias