Alimentación saludable

Grasas monoinsaturadas: Propiedades y alimentos ricos en ‘grasas buenas’

grasas monoinsaturadas
Descubre qué alimentos son ricos en grasas monoinsaturadas.
Comentar

Encontramos diversos tipos de grasas. Las ‘buenas’, que aportan mayor salud en el organismo son las monoinsaturadas y las poliinsaturadas, mientras que las denominadas ‘malas’ son las saturadas y trans. Descubre a continuación qué alimentos son ricos en grasas monoinsaturadas y los beneficios para la salud de su consumo.

Las grasas monoinsaturadas las encontramos especialmente en determinados alimentos como el aceite de oliva, que forma parte de la dieta mediterránea y que sirve para aliñar y cocinar alimentos. Aporta muchos beneficios para la salud y lo debemos tener en cuenta para llevar una vida más saludable.

Hay más alimentos ricos en grasas monoinsaturadas. Es el caso de los frutos secos, como las avellanas y las almendras, además de los cacahuetes y aguacates.

Propiedades de las grasas monoinsaturadas

Buenos para mantener un corazón sano: Al ser grasas consideradas como sanas, ayudan a prevenir toda clase de enfermedades que pueden estar relacionadas con el corazón.

Ayudan a combatir el colesterol malo: De igual manera, las grasas monoinsaturadas reemplazan los ácidos grasos saturados y ello reduce los niveles de colesterol malo. Es fácil sustituir las mantequillas, por ejemplo, u otros alimentos que presentan grasas saturadas (procesados, carnes rojas…) por otros alimentos como aceite de oliva o bien aumentar el consumo de frutos secos.

Pérdida de peso: Aunque para perder peso debemos alimentarnos correctamente y hacer ejercicio constante, este tipo de grasas también nos ayudan a ello. Esto se debe a que dan sensación de saciedad y de esta manera se evita ingerir más alimentos de los que realmente son necesarios para el organismo.

Prevención de enfermedades: Las propiedades de las grasas monoinsaturadas son también buenas para hacer frenar el  riesgo de cáncer de mama y de otras enfermedades.

Controlar los niveles de azúcar: Al comer estas grasas en sustitución de las menos saludables, estas grasas ayudan a las personas con diabetes tipo 2 y controlan los niveles de azúcar en la sangre.

Recomendaciones de qué grasas ingerir, según la OMS: La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la necesidad de incluir grasas buenas para sustituir las grasas saturadas y las trans. La OMS establece consumir entre 20 y 35% de grasas total, de las que entre 6 y 11% deben ser poliinsaturadas –con 2.5 y 9% de Omega 6, y 0.5 y 2% de Omega 3–; entre 15 y 20%  monoinsaturadas y menos de 10% grasas saturadas.

Últimas noticias