Baloncesto

SE AGOTAN LAS EXISTENCIAS EN LAS TIENDAS EN TIEMPO RÉCORD

La ‘Llullmanía’ se desata en Madrid

llull-madrid
Sergio Llull anima al Palacio. (EFE)
0 Comentar

Las grandes actuaciones de Sergio Llull en este inicio de temporada no han pasado desapercibidas entre los aficionados del Real Madrid. De hecho su camiseta es la que más se vende de todas. Y es que el madridista vive un gran momento de forma en el inicio de temporada. Ha demostrado que está listo para jugar ante cualquier equipo, ya sea NBA, ACB o de Euroliga. Frente a los Oklahoma City Thunder dio una lección de baloncesto, liderando la remontada de los de Pablo Laso.

El base español volvió a ser decisivo con canastas estelares sobre la bocina, como una en el último cuarto que valió a su equipo para forzar la prórroga en un partidazo memorable que terminó con victoria para los blancos por 142-137. Pero su racha triunfal no acaba ahí. En la ACB promedia casi 20 puntos por partido en tan sólo tres jornadas. Además es el segundo jugador con más valoración de la Liga Endesa, 74. 

Se ha convertido en un icono, un jugador que representa a las mil maravillas el sentimiento madridista y que rechazó una gran oferta de los Houston Rockets hace dos temporadas para seguir vistiendo la elástica blanca del combinado español. Por eso, los aficionados se han lanzado en tromba a comprar la camiseta del primer equipo con el nombre y el número del de Mahón a la espalda. Aunque cada vez es más complicado hacerse con una de ellas.

La locura por Llull va en aumento

La Llumanía se ha desatado todavía más esta temporada. Los 59,95 euros que vale la camiseta no son ningún impedimento para los fans. Lo cierto es que el base del Real Madrid es el jugador que más elásticas vende del combinado de Laso, con diferencia sobre los demás. Las tiendas oficiales del club blanco no dan a basto serigrafiando el 23.

Las existencias del número y el nombre del español se agotan en cuestión de días. Y es que con sus canastas decisivas, Llull se ha convertido no sólo en el líder del vestuario sino también en las ventas, que han crecido con respecto a la pasada temporada. De hecho los madridistas no son los únicos que llegan a las tiendas preguntando por la camiseta del base. Tanto es así que las serigrafías con el nombre y número del menorquín se agotan en tiempo récord. Casi siempre tardan menos de una semana en terminarse desde que llega el nuevo cargamento.

Últimas noticias