El taxista de Revilla

El taxista de Revilla

El presidente cántabro Miguel Ángel Revilla contó públicamente una anécdota con un taxista. Viajaba a entrevistarse con Zapatero y al decirle al taxista que lo llevara a La Moncloa este se despachó con insultos gruesos contra el presidente del Gobierno. Revilla le dijo que si se comportaba se lo presentaba y podría saludarlo. Tras la inicial sorpresa el taxista aceptó, y antes de llegar al palacio presidencial, sacó colonia, se perfumó y se peinó. Según Revilla iba algo zarrapastroso. Revilla presentó a Zapatero al taxista, que le dio un afectuoso apretón de manos, lo trató de señor presidente y sus insultos y animadversión de minutos antes habían desaparecido.

Exposición Universal de 1992. Corcuera anuncia visita a la Barriada Santo Ángel donde viven policías, cercana al cuartel policial Blas Infante de Sevilla. Había un ambiente enrarecido. Policías allí residentes anunciaron que se opondrían a la visita del ministro de Interior con una sonora protesta si aparecía. Malas condiciones de alojamiento, baja dieta salarial y exigencia de los policías para que sus familiares pudieran entrar gratis en la Expo, detonantes. Algunos policías introducían a familiares en el autobús policial que los llevaba a la citada exposición y así no pagaban, pero se prohibió, organizándose espontáneamente una marcha de protesta de uniforme. Un policía fue sorprendido tratando de introducir a su pareja en una furgoneta de guías caninos, en el habitáculo del perro, para no pagar la entrada. No hubo expedientes disciplinarios por la intervención del responsable sindical en Sevilla, Tejero, y del jefe superior de Policía, Chato’ Morales. Corcuera visitó la barriada, los bocazas no aparecieron y si lo hicieron, fue para hacer cola con sus parejas y hacerse fotos con el ministro, que degustó, sin pagar, buen vino y jamón en el bar de la asociación de vecinos de la barriada policial.

Olimpiadas de Barcelona. Terrible mal ambiente por las condiciones de trabajo, alojamientos y baja dieta salarial. Clamor unánime. Un sindicato policial convocó manifestación dejándose llevar por quienes tienen mucha fuerza en la boca acudiendo 100 de los 10.000 policías trasladados en Barcelona. La mayoría de políticos en este país tienen el mismo comportamiento bocazas del taxista y los policías de Corcuera o las olimpiadas. Predican sin dar trigo, mienten.

El movimiento 15-M fue usurpado por Podemos. Comunistas teóricos de tercera fila, asalariados de Irán y Venezuela, reconvirtieron la esperanza de una parte de la sociedad española en un partido familiar, el cortijo del burgués del casoplón y su señora, la heredera. Los secundan otros matrimonios que tienen y aspiran a mantener sus cargos en Podemos, dispuestos a barrer los suelos del infierno por sus pesebres. Estos comunistas de países occidentales que viven en casoplones y con salarios muy por encima de los de los trabajadores ya no engañan a nadie. Si de verdad los países comunistas fueran el paraíso que ellos pregonan se irían a Corea del Norte, Cuba, Venezuela o China, y vivirían allí como la mayoría de su ciudadanía, sin libertad, sin derechos, con estrecheces y con múltiples carencias. Aquí, en estos odiosos países occidentales capitalistas viven como lo que son, miembros de la casta política privilegiada. No dan mejor ejemplo que Iglesias o Pablo Casado, con su carrera sprint y su máster, o Pedro Sánchez, con su tesis, despilfarros, nepotismo y opacidad. Ninguno de ellos podría ser político en países democráticos de nuestro entorno, allí donde aplican una ética de comportamiento que prohíbe mentir y exige coherencia entre lo que se dice y se hace. En España todo es impostura, hipocresía, mentira. Que sea así no es culpa suya, es nuestra.

Últimas noticias