Candilazos

Un país de lastras y embusteros

Un país de lastras y embusteros

Dicen que Adriana Lastra, metida a portavoz parlamentaria del sanchismo, no cuenta con licenciatura alguna porque centró sus esfuerzos en vivir de la política desde bien joven en la Asturias minera y sindicalista. Sin embargo, a tenor de cómo se desenvuelve, ya podría presentarse como catedrática de la Mentira. Su capacidad para recurrir a la falacia, sin inmutarse lo más mínimo, eso sí, con personalidad de féministe fatale y chaqueta de cuero, no conoce límite. Cada vez practica con mayor maestría, y descaro, la política fake.

Su última acometida ha llegado en relación al pacto presupuestario sellado en Andalucía por Vox con el Ejecutivo bipartito de PP y Ciudadanos. A tales partidos acusó de haber "dejado sin fondos a las víctimas (de violencia de género) más allá de las transferencias que se enviarán desde el Gobierno" central o de haber acordado "medidas terribles para la libertad y la seguridad de las mujeres" ¿Se puede ser más trolera? Pero no importa, el cortecito para las radios y televisiones amigas y para moverlo por el Twitter ya estaba hecho. Fantástico.

Frente a esta burda manipulación de la número dos de Ferraz, los Presupuestos de Andalucía seguirán destinando a combatir la violencia machista y a políticas de igualdad los mismos fondos que antes de firmar el acuerdo con Vox: 48 millones de euros. ¿Y dice usted "sin fondos", señora Lastra? Los compromisos que la formación de Santiago Abascal ha arrancado aquí a populares y naranjas es un teléfono gratuito de atención a las víctimas de la "violencia intrafamiliar" en los Presupuestos de 2020 —no en los de 2019 votados esta semana— y un servicio de atención a mujeres embarazadas que se encuentren con dificultades económicas. Unas medidas que no entrarán en colisión alguna, sino ampliarán los ya existentes recursos estatales (como el 016 para maltratadas) y de la propia Junta (vía Instituto Andaluz de la Mujer) frente a esta lacra.

Ahora corresponde al Gobierno de Juanma Moreno dar curso a esos 48 millones de euros y no cometer el grave error del Ejecutivo socialista de Susana Díaz, que dejó entre 2016 y 2018 sin ejecutar el 25% de la partida presupuestaria para la protección de víctimas de la violencia de género. Esto sí que es "terrible", Lady Lie. Una temeridad que también olvidaban estos días los corifeos mediáticos y tuiteros de la ideología de género y la progresía gabilonda. País de embusteros.

Hasta que alguien les canta las verdades del barquero y qué mejor voz que la propia consejera de Igualdad de la Junta, Rocío Ruiz, de Ciudadanos. Así replicó a la socialista Soledad Pérez tras sus infamias sobre el acuerdo presupuestario: "A mí lo que me da vergüenza es el uso irresponsable, inmoral e indecente del asesinato de mil mujeres que hace el Partido Socialista. No se puede frivolizar con este tema, que es muy grave y muy serio (…) No vamos a reducir nada. Ustedes en 2012 redujeron medio millón de euros para centros de acogida de mujeres y lo congelaron del 2013 al 2017. Nosotros hemos atendido a un 20% más de mujeres y vamos a reforzar todos los dispositivos que estaban abandonados. Ustedes tenían cancelado desde noviembre el dispositivo de atención psicológica a los hijos. Eso sí que es una vergüenza (…) No frivolice, tenemos que estar unidas. Lucha de hombres y mujeres y ni un paso atrás". Chapeau, consejera.

Y es que, señora Lastra, como decía Abraham Lincoln: "Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo".

Lo último en Opinión

Últimas noticias

. . . . . . . . .