El juez Garzón está al acecho

El pasado viernes en la recepción del Palacio Real, un ex ministro del Interior nos decía: "No os engañéis, el jefe de la trama de todo lo que está pasando en este país, y en este momento, se llama Baltasar Garzón". Yo no digo que Garzón sea un canalla. Lo que sí digo es que debe estar especialmente contento.

Contento por la reunión de un podemita, un hombre que quiere destruir nuestro país, en una cárcel de Cataluña para negociar los Presupuestos con otro que quiere dinamitar todo lo que es la nación española. Insólito. Garzón, al parecer, sólo se mueve por el rencor y la venganza.

Rencor contra el Partido Socialista, que lo apeó del poder en un momento en el que parecía que él iba a ser el hombre fuerte del país. Rencor también contra el Partido Popular. Y recojo lo que dijo el ministro, que no lo digo yo, insisto, pero que ahondaba en que "lo de Garzón no ha acabado aquí".

Lo último en Opinión