La casa de los horrores

La casa de los horrores

Aislados por completo del mundo, sin escolarizar; encerrados dentro de una casa abandonada en el medio de ninguna parte; separados ilegalmente de su propio padre, sin apenas ver la luz del sol; viendo telenovelas todo el día; saliendo solo por la noche a un bosque para recibir algo de aire fresco. Así es como malvivieron durante dos años un niño de 11 años y su hermana, de 6. Dos hermanos secuestrados a manos de su propia madre. Pese a lo inverosímil del escenario descrito, más propio de una novela de Stephen King que del mundo real, acabamos de comprobar que aquí, en España, ha sido tristemente cierto. Un capítulo más de la crónica negra.

Lo que aporta especial relevancia a este caso, aparte del sufrimiento de los niños y de su padre, es que la progenitora, María Sevilla, ya detenida, es una figura vinculada a la política. Como asesora de Podemos, la señora Sevilla era –por increíble que pudiera parecer– experta en materia de protección de infancia. Llegados a este punto, conviene realizar un alto en el camino para solicitarle a los dirigentes de Podemos una reflexión en el plano estrictamente humano. La formación morada lleva en sus listas a una asesina, a un pederasta, a un ex terrorista de ETA, a un traficante de drogas y a varios agresores de policías. Todos estos perfiles son públicos y conocidos y sobre ellos ha informado OKDIARIO.

Ahora acabamos de descubrir ahora que Podemos también ha contado con el asesoramiento de una secuestradora de niños. ¿Qué proyecto político puede ofrecer a la sociedad un partido con gente así? ¿Qué clase de regeneración ética pueden llevar a cabo? ¿Cómo se juzgaría a cualquier otro partido político, de derechas o de izquierdas, si amaneciese con semejantes perfiles? ¿Por qué esta clase de sujetos sólo proliferan de forma significativa dentro de Podemos?

Últimas noticias