Abstención o NO, esa es la cuestión

Abstención o NO, esa es la cuestión

Felipe —el Real no el de pana— ya ha dado cita para la nueva ronda —de contactos, no de champagne—. Casualmente será inmediatamente después de la fecha que se prevé para la celebración del Comité Federal del PSOE, donde manda el Felipe de Pana, con el visto bueno del real. Éste, seguramente, el 23 de octubre y aquéllas del 24 y 25. Van muy apurados de agenda, según apunta el asturiano Fernández —Javier, no Arturo—. Y es que desde el 26 de junio no han debido tener fecha para hacer las cosas tranquilamente. Debe ser que les ha pillado el toro —el de La Vega no, seguro— y por eso tanto atropello y tanto golpe —de mando—.

Está claro que algunos ya han vendido al PSOE: los autodenominados "críticos" —golpistas para otros— no saben cómo disfrazar su giro de timón hacia la abstención. Que si "técnica", que si "es mejor un Gobierno del PP en minoría que en mayoría absoluta", que si ahora es por el frío y mañana por el calor. La cuestión es que el PSOE está haciendo un papelón, y como en las malas obras de teatro, se ven los trucos por todas partes. Han quedado en evidencia y la función resulta tan triste que nadie —absolutamente nadie salvo el acomodador y el taquillero porque cobran— aplauden. Solamente necesitan 11 abstenciones para vender su alma al Partido Popular. Y todo apunta a que ya están confirmados los "Diegos". Ya saben, los que dijeron NO y ahora sólo necesitan ir soltando el mensaje poquito a poco, como si no lo supiéramos ya.

Mientras tanto, mucho militante de buena fe recogiendo firmas. ¿Cómo es posible que el de Jun conozca el censo del PSOE con una concreción exacta atreviéndose a dar la cifra al milímetro? Una de dos: o se la inventa, o alguien le ha dado un dato que cualquier militante jamás ha podido conocer. Este dato es fundamental para poder saber si se cuenta efectivamente con la mitad más uno de los militantes. Y teniendo en cuenta las formas de gestionarlo, podemos asegurar que será imposible saberlo.

Además, tampoco cumple con lo establecido en los estatutos la llamada a la militancia, pues deberían haber propuesto fecha concreta de congreso extraordinario. Sea como sea, es evidente que solo algunos son los que defienden abiertamente la abstención —que curiosamente viven de la política desde hace mucho tiempo—. Y son los que "gestionan" el PSOE. Los que defienden el ‘NO’ a Rajoy, a Gürtel, al PP, a los recortes, a las leyes mordaza, a los sobres, a los  albondiguillas, son los "parias" de la tierra.  Y como siempre a ellos nadie les hace ni caso. Tampoco los que se llaman "dirigentes socialistas".

Lo último en Opinión

Últimas noticias