Perros

Razas de perros: setter irlandés

¿Tienes pensado adoptar un perro de gran tamaño? Aquí te dejamos los pros y contras de una raza como la del setter irlandés. Apunta estos consejos.

El setter irlandés
Mascotas y razas: setter irlandés

Históricamente, el setter irlandés ha sido el clásico perro de caza. Sin embargo, muchas personas lo eligen como mascota, como animal de compañía. Y en realidad, se presta para ambas funciones. Su presencia, su figura esbelta y elegante, su hermoso pelaje, hacen que se lo considere uno de los perros más bellos y glamorosos. Independiente, sociable y muy activo, el setter irlandés está en la lista de los canes más solicitados.

Características del setter irlandés

Se trata de una raza grande, con un perfil atlético y bien proporcionado. Presenta un cuerpo musculoso, una cabeza bien proporcionada, patas largas y robustas y pecho ancho y profundo.  Destacan sus orejas largas, caídas a los lados.

Su nombre ‘setter’  tiene que ver con la función de cazador, a la que tradicionalmente estuvo destinado. Precisamente, ‘set’ es un vocablo del inglés que se refiere a la acción de señalar una presa.

El setter irlandés es una raza muy antigua, de la que ya se habla en el siglo XI.  En esa época se adiestraba a estos perros para marcar el punto exacto donde se localizaban las piezas de caza.  Con el tiempo, el setter irlandés como perro cazador, fue perfeccionando sus cualidades y habilidades.

También los criadores cuidaron mucho su imagen, con rasgos genéticos de gran belleza, que lo destacan de otras razas. Una de ellas es el original  manto rojo. La crianza tuvo gran énfasis en la estética, y en  la actualidad es frecuente ver al setter en exposiciones caninas, en las que siempre llama la atención.El setter irlandés

¿Cómo se comporta el setter irlandés como perro de compañía?

Es un perro muy familiar, muy sociable y nada agresivo.  Le encanta estar entre la gente, jugando y disfrutando del cariño de las personas. Vive cada momento con gran energía, por lo que siempre está activo y en movimiento. Necesita actividad física, caminatas, correr y saltar. Sin embargo, se adapta muy bien a la vida en el interior.

Educar al setter irlandés

Es muy necesario educar al setter irlandés. De lo contrario, su energía y constante actividad pueden causar incomodidades en la casa. Lo más conveniente es comenzar con la educación desde cachorro.

Como estamos viendo, el setter es un animal muy inteligente y aprende con facilidad, pero hay que tenerle paciencia porque suele distraerse.  El método positivo premiando sus logros es el mejor camino. Es un perro perfecto para el hogar, pero requiere de atención cuidada. Hay que proporcionarle una alimentación equilibrada y evitar que engorde demasiado.

Si estás pensando en una mascota grande, el setter irlandés es una excelente opción. Tendrás un compañero confiable y muy alegre que te seguirá en todas tus actividades.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias