Animales

Comportamiento agonístico en animales, ¿qué es?

La supuesta agresividad en algunas especies animales suele tener causas muy específicas. ¿Sabes lo que es el comportamiento agonístico? Aquí te contamos un poco más sobre él.

Animal agonístico
Animales: comportamiento agonístico

Etimológicamente, la palabra agonístico es cualquier comportamiento social relacionado con la lucha. Pero este término es más amplio que el comportamiento agresivo, ya que no solamente incluye agresión en sí misma, sino que va acompañado de amenazas, exhibiciones reiteradas, apaciguamiento de agresores y conciliaciones. Este término fue acuñado en el año 1951 por Scott Fredericson. El comportamiento agonístico en animales puede observarse en muchas especies, por causas relacionadas con los recursos, como la comida, el refugio y las parejas.

¿En que consiste el comportamiento agonístico en animales?

Algunas formas de comportamiento agonístico en animales se pueden ver entre concursantes que compiten por acceder a los mismos recursos, como comida o parejas. En otros casos implica pruebas de fuerza o exhibición de amenazas que hacen que los animales se vean más grandes y en mejor forma física, y les permita obtener el recurso antes de llegar a la batalla real.Animales se enfrentan

Aunque este comportamiento agonístico puede variar de acuerdo a la especie, la interacción agonista, consta de tres tipos de comportamientos: amenazas, agresión y sumisión.  Si bien los tres comportamientos se relacionan entre sí funcional y fisiológicamente y con el comportamiento agresivo, aún así quedan fuera de lo que es estrictamente un tratamiento agresivo.

Este tipo de comportamiento agonístico puede observarse individualmente en una interacción entre dos animales, generalmente ocurren en secuencia de principio a fin. Dependiendo de la situación, los comportamientos pueden varias desde una pelea a muerte o un comportamiento ritualista o de exhibición, mucho más seguros y también son unos de los más comunes dentro de este tipo de comportamiento.

La probabilidad de ganar en este tipo de conducta dependerá de las condiciones físicas de los contrincantes, como el tamaño será un buen indicador del éxito. Los animales suelen evaluar su forma de acción agonística por el tamaño del oponente y de acuerdo a esta condición serán las probabilidades de ganar si ocurriera una pelea física.

Las peleas físicas entre animales no suelen ser habituales. Podríamos pensar que cuanto más agresivo es el animal, más posibilidades de ganar tendrá. Pero en una situación normal, por más que un animal se muestre muy violento, el resultado del enfrentamiento podría ser que termine con lesiones graves e incluso con su vida.

Por lo tanto, un animal evitará las peleas, a no ser que tenga una indicación segura de que ganará sin sufrir heridas o que los fines sean realmente valiosos como para arriesgar su vida. Un animal debe evaluar los costos y beneficios relativos de las peleas, si los costos son demasiado altos será mejor evitar el enfrentamiento.

El control de la agresión

Las peleas suelen ir acompañadas de alardes y de conductas amenazantes. Una señal común es la de hacer que el cuerpo se vea más grande, enderezándolo, levantando la cola y erizando la piel. A esto se le sumarán señales acústicas, como gruñones, o rugidos.Animales se enfrentan

Cuando estas señales dan como resultado un conflicto pueden llevar a la pelea o la huida. Lo más probable que después de las primeras demostraciones o amenazas se evite el conflicto.  Un animal fuerte es menos probable que inicie una lucha cuando el otro animal se muestre asustado. Un ejemplo de este comportamiento es cuando perros y lobos bajan la cola, que es señal de que no quieren pelea.

Como hemos visto, las peleas fuertes pueden conducir a lesiones graves e incluso a la muerte de uno de los contrincantes. A diferencia de las rituales, precedidas de amenazas suelen causar en el mayor de los casos lesiones leves. Esta diferencia se debe a que estas últimas suelen tener normas fijas y suelen realizarse con la finalidad de mejorar la posición social del animal.

Muchos animales vertebrados por lo general se organizan en grupos siguiendo un índice para las luchas entre rivales. Esto hará que el más fuerte del grupo se considerará el líder y por lo tanto el que guiará a los demás integrantes.  Obtener esta categoría les permitirá una jerarquía para obtener alimento y pareja. Los animales de más alto rango tendrán también una mejor posibilidad reproductiva que los de más baja categoría. Los rangos suelen ser activos y se reorganizan después de peleas rituales.

Otra situación que puede iniciar una pelea es por la situación territorial. Es una forma de agresión en la que se defiende el territorio contra los extraños visitantes. Los límites se pueden determinar tanto por marcas o señales ópticas o acústicas.

La defensa del territorio se realizará primero a través de algunas señales: por ejemplo, las aves lo harán a través del canto, los mamíferos harán el marque territorial mediante excreciones y heces usando el olfato para su reconocimiento. También se pueden considerar marcaciones algunos colores, como por ejemplo en los petirrojos, la coloración de su pecho.

Aunque los animales no van a sus enemigos, estas señales serán tomadas como advertencia agresivas para luchar por lo que consideran suyo.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias