Regalos

Furoshiki: la técnica para envolver regalos con telas antiguas según la tradición japonesa

Furoshiki técnica envolver regalos
Descubre cómo envolver tus regalos con la técnica japonesa del Furoshiki

Si buscas una manera original y bonita para envolver tus regalos esta Navidad, quizás debas elegir la técnica del Furoskihi, el arte japonés de envolver telas para embalajes y que si bien no fue creado con el fin que nosotros le vamos a dar, lo cierto es que nos puede dar como resultado un bonito paquete navideño que sin duda sorprenderá mucho a quien lo reciba. Veamos entonces en qué consiste la técnica del Furoskihi y cómo aprovecharla para envolver nuestros regalos.

Furoshiki: la técnica para envolver regalos con telas antiguas según la tradición japonesa

El furoshiki ha llegado a Occidente, y es una buena noticia: esta es una tradición japonesa que implica el uso de telas y trozos de tela para empacar bento (que es como una especie de táper oriental), ropa y regalos. ¿Por qué son buenas noticias? Porque en comparación con la forma en que empaquetamos los regalos en Europa y América, el furoshiki es definitivamente más sostenible, dado que en lugar de tirar el papel o el plástico, de hecho que se usa para envolver, la tela se puede reutilizar de mil maneras ya sea por ejemplo, para envolver otros regalos, o también nos la podemos quedar para usarla como pañuelo.

Si todos, por lo tanto, comenzaran a envolver sus regalos a través de la técnica del furoshiki, el destinatario de los obsequios podría comenzar a dejar los papeles a un lado, envolviendo a su vez los obsequios con esta técnica, en un continuo intercambio que es bueno para el planeta .

Lo importante es usar telas recicladas y no comprarlas a propósito. Así, debes usar retazos de tela que tengas en casa y que no usarías de otra manera y para poder aprender como funciona la técnica, nada como seguir los pasos que os vamos a ofrecer a continuación.

Método

Furoshiki técnica envolver regalos

Como harías con el papel de regalo, lo primero de todo es colocar el regalo en la tela . Si el tamaño es ideal, manténgalo así; de lo contrario, corta un trozo. La tela aún debe ser suficiente para envolver el regalo y hacer nudos.

Para ello, tienes que sostener el regalo sobre la tela y envolverlo con la tela, eligiendo un nudo de los que ves arriba de manera que el regalo ya sea grande o pequeño quede bien envuelto, no se mueva y tenga un bonito resultado.

Si lo deseas, completa la decoración enhebrando elementos en los nudos. Ahora Navidad, por ejemplo, puedes usar ramitas de pino o piñas. El resto del año, sin embargo, bastará con una sencilla tarjeta para felicitar a la persona que recibe el regalo.

Lo último en Lifestyle

Últimas noticias