Investigación

El juez investiga si el empresario Joaquín Molpeceres ha actuado como testaferro de Ignacio González

El empresario Joaquín Molpeceres, en un acto organizado por la Federación de Golf de Madrid.

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco investiga si el empresario Joaquín Molpeceres ha actuado como testaferro para ocultar los negocios y el cobro de comisiones por parte del ex presidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González.

El nombre de Joaquín Molpeceres Sánchez, de 85 años, ya ha aparecido en varias causas por corrupción, desde el caso Bárcenas hasta la trama Gürtel. Los papeles de Bárcenas incluyen una aportación irregular al PP de 60.000 euros de un donante que aparece identificado como “Volpeceres”. El juez Pablo Ruz tiene la convicción de que se trata del mismo empresario.

Dos de las empresas de Joaquín Molpeceres, Licuas y Coarsa, realizaron entre 2002 y 2005 pagos que suman 225.000 euros al cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa, y al ex alcalde de Majadahonda, Guillermo Ortega.

También en la instrucción del caso Gürtel, el juez Ruz pidió documentación a varias entidades financieras para acreditar el aval de 1,6 millones de euros que Molpeceres había facilitado en febrero de 2008 al ex consejero de Deportes de la Comunidad de Madrid, Alberto López Viejo, para comprarse una vivienda.

Un golf ilegal en suelo público

Tan sólo unos meses antes, en 2007, el Ejecutivo regional había adjudicado a una sociedad de Joaquín Molpeceres, Desprosa, la gestión del campo de golf de El Encín, en Alcalá de Henares. La empresa invirtió 33 millones de euros en el complejo, que incluye un hotel de lujo, situado en una finca pública de la Comunidad de Madrid que tiene una extensión de 500 hectáreas.

A instancias del grupo Ecologistas en Acción, el Tribunal Supremo declaró ilegal este complejo en 2013, porque se ejecutó sin el preceptivo informe de impacto medioambiental. Además, para hacerlo posible, la Comunidad de Madrid aprobó una modificación a la carta del planeamiento urbanístico de Alcalá de Henares, cuyo Plan General de Ordenación urnaba (PGOU) no permitía el uso del campo de golf en este paraje protegido.

Joaquín Molpeceres también gestiona el campo de golf de Olivar de la Hinojosa, mediante una adjudicación del Ayuntamiento de Madrid. Sus empresas de limpieza y gestión medioambiental han recibido contratos adjudicados por Administraciones públicas como la Generalitat valenciana y los ayuntamientos de Móstoles, Alcorcón, Boadilla, Fuenlabrada y Cádiz.

Si la investigación judicial confirma que actuó como testaferro de Ignacio González, se trataría del segundo empresario que asume dicho cometido para ocultar los negocios del ex presidente de la Comunidad de Madrid.

Según ha publicado OKDIARIO, Ignacio González utilizó al abogado de Los Angeles (EE.UU.) Rudy Valner como testaferro para ocultar la propiedad del ático de lujo que se compró en la urbanización La Alhambra del Golf de Estepona.

Últimas noticias