Al Sarraj se reúne con Erdogan para hablar del conflicto en Libia

Recep Tayyip Erdogan Turquía
Recep Tayyip Erdogan. (Foto: AFP)
  • Atalayar.com

El líder del Gobierno de Acuerdo Nacional sostenido por la ONU en Trípoli (GNA), Fayez Al-Sarraj, se ha reunido este jueves en Ankara con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, poco después de que la ONU anunciara un acuerdo entre los contendientes para recuperar el diálogo en Libia. El encuentro entre Sarraj y Erdogan se produce horas después de que el GNA, que recibe apoyo militar turco, anunciara la reconquista del antiguo aeropuerto internacional de la capital, en desuso desde 2014 y posición clave para la defensa de Trípoli.

Ambos mandatarios planean avanzar en la cooperación en el Mediterráneo oriental, incluyendo actividades de búsqueda y perforación para beneficiarse de los recursos naturales en la zona, según ha declarado Recep Tayyip Erdogan tras la reunión en declaraciones a la agencia turca Anadolu. 

El apoyo turco a Sarraj ha hecho retroceder a las fuerzas del mariscal Jalifa Haftar, respaldado por Rusia, Egipto y Emiratos Árabes Unidos, que cercó la capital en abril de 2019. El conflicto ha provocado en el último año la muerte a cerca de 1.800 personas -casi 400 de ellas civiles-, y ha causado 200.000 desplazados internos.

Ahora ambos contendientes han iniciado reuniones con sus aliados de cara al anuncio de la ONU para intentar por tercera vez, poner fin a los intensos combates que se suceden desde abril de 2019.

Las anteriores dos ocasiones -un alto el fuego propuesto en enero por Rusia y Turquía- y una tregua pedida por la ONU en marzo en el marco de la lucha contra la pandemia de la COVID-19, fracasaron al no ser respetadas por ambas partes.

El ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu, ha declarado este jueves que “Turquía ha cambiado el equilibrio” de fuerzas sobre el terreno y ha reiterado que el gobierno turco tiene intereses “en Libia y en el Mediterráneo”.

El desembarco de soldados y mercenarios pro turcos se produjo poco después de que Ankara firmase un controvertido acuerdo con el GNA para la delimitación de las aguas en el Mediterráneo este, que desató protestas airadas de Grecia y la UE.

Libia es un estado fallido, víctima del caos y la guerra civil, desde que en 2011 la OTAN contribuyera militarmente a la victoria de diversos grupos rebeldes sobre la dictadura de Muamar al Gadafi.

Desde que en abril de 2019 Haftar pusiera cerco a la capital para arrebatársela al GNA, el enfrentamiento fratricida se ha tornado en un conflicto multinacional, librado por milicias locales y mercenarios extranjeros contratado por ambas partes.

Prospecciones frente a las costas de Libia

La cercanía de Turquía con Fayez Al Sarraj le ha proporcionado una plataforma para poder explorar los recursos de gas y petróleo frente a las costas de Libia. El ministro de energía de Turquía, Faith Donmez, aseguró la semana pasada que Turquía tiene intención de activar el acuerdo de fronteras firmado hace un año con el Gobierno de Trípoli para realizar prospecciones en el Mediterráneo oriental.

Esta zona ha sido un foco histórico de tensiones por su importancia geopolítica. Por un lado, es la puerta hacia el mar Rojo a través de Egipto y, por otra, la entrada hacia Europa. Aunque los lazos entre los países europeos y otros países del sur y del este del Mediterráneo se remontan a hace varios siglos, el descubrimiento de grandes depósitos de gas por parte de Israel, Egipto y Líbano en 2009 ha aumentado la incertidumbre en la zona. Las reservas de gas natural que se han hallado en último decenio han comenzado a ser explotadas por algunos de los países de la región como Egipto o Israel, que ya utilizan estos yacimientos para consumo interno o para exportar gas a los países vecinos.

Lo último en Internacional

Últimas noticias