Muere el piloto de un F-16I de la Fuerza Aérea Israelí al regresar de una misión en Gaza

base-aerea-ramon-accidente-f-16-israel
Pista de aterrizaje de la base aérea de Ramon, en el sur de Israel, tras el accidente. (TW)

El día comenzó con una sirena avisando en Sderot de que desde Gaza volaba un cohete contra territorio israelí. Como siempre que los terroristas deciden lanzar un misil contra Israel, el las Fuerzas de Defensa del estado judío (FDI) respondieron. Una operación con cazabombarderos F-16I fue lanzada contra posiciones islamistas en la franja, normalmente escondidos entre viviendas para camuflarse y para poder acusar al enemigo de bajas civiles. Pero uno de los aviones de combate no volvió. Por causas desconocidas, el aparato se estrelló en la base de Ramon, en el sur del país. El piloto murió en el acto, su compañero pudo eyectarse a tiempo y sufrió heridas leves.

"Por alguna razón, los pilotos han sentido la necesidad de abandonar la nave de urgencia en el momento del aterrizaje", ha declarado una fuente oficial de la Fuerza Aérea Israelí. El accidente ha tenido lugar en la misma base militar.

Sderot es la localidad más cercana al territorio palestino gobernado por el grupo terrorista Hamas desde que en 2007 sus integrantes integristas sacaron por la fuerza a los representantes de la Autoridad Nacional Palestina. A otros no los sacaron, simplemente los arrastraron atados a un jeep mientras se despellejaban por las calles descascarilladas de la estrecha franja de terreno entre Israel y Egipto.

Así es la vida de los habitantes de Gaza, encerrados en una franja de terreno de apenas 365 kilómetros cuadrados con al rededor de dos millones de habitantes hacinados, la mayoría sin trabajo, muchos sin agua corriente, casi todos hartos. Pero dominados por una serie de facciones terroristas como Hamas, que gobierna el territorio con mano de hierro, o la Yihad Islámica, cuya fuerza ha decaído en la última década pero que sigue contando con un gran arsenal de proyectiles con los que seguir aterrorizando a los civiles de Israel.

10junio2014-Museo-de-cohetes-lanzados-por-Hamás-en-la-comisaría-de-Sderot-2_550
Museo de proyectiles de la comisaría de Sderot, en el sur de Israel. (ADP)

En Sderot, la comisaría de policía cuenta con una especie de museo de cohetes en el aparcamiento de los coches oficiales. Lo muestran con orgullo, pues la inmensa mayoría de proyectiles no logran su objetivo de acabar con vidas inocentes, ya que la llamada Cúpula de Hierro –el sistema de escudo antimisiles de las FDI– intercepta la inmensa mayoría de ellos.

Este miércoles, en todo caso y pese al nuevo fracaso de los terroristas gazatíes, la Fuerza Aérea de Israel atacó tres enclaves de Hamas en la Franja de Gaza. Y es que el cohete no había causado víctimas, pero había logrado explotar en el casco urbano de Sderot.

En la misión murió el piloto identificado como el mayor Ohad Cohen-Nov, de 34 años, que recientemente había ascendido a comandante de escuadra adjunto. Ha dejado una hija y a su mujer embarazada.

La causas del accidente se desconocen, pues el avión ya estaba en fase de aterrizaje en la base Ramon de la Fuerza Aérea cuando el copiloto saltó del mismo. El aparato explotó en llamas al estrellarse.

base-ramon-accidente-f-16i-israel
Pista de aterrizaje de la base aérea de Ramon, en el sur de Israel, tras el accidente. (TW)

El avión, conocido como el Sufa ("Tormenta" en hebreo), es la aeronave más avanzada actualmente en servicio en la Fuerza Aérea israelí. El primero de estos aparatos llegó a Israel en febrero de 2004 y han estado en servicio desde entonces. Se trata de la versión israelí ligeramente alterada de los incorporados estadounidense F-16.

Hasta el momento han sido tres los aparatos de estas características que han sufrido accidentes desde su adquisición hace 12 años. En el año 2006, durante la Segunda Guerra del Líbano, un F-16I totalmente armado se estrelló en la pista de despegue cuando uno de sus neumáticos estalló en plena maniobra. Toda la tripulación logró escapar ilesa.

f-16i-israel
Un F-16I de la Fuerza Aérea de Israel. (AFP)

En 2010, otro F-16I se estrelló cerca de Mizpe Ramon, mientras guiaba una flotilla de otros tres aviones en vuelo nocturno. Los dos tripulantes murieron. Por último, en 2013, otro cazabombardero se estrelló durante un vuelo de entrenamiento a unos 60 kilómetros de la costa de la Franja de Gaza. Los dos miembros de la tripulación salieron ilesos. Aquel accidente se debió a un fallo de motor, y cuando piloto y copiloto se vieron incapaces de controlar la aeronave, decidieron abandonarla sobre el mar.

Lo último en Internacional