Más de mil detenidos en Moscú en una manifestación convocada por el encarcelado Navalni contra Putin

Más de 1.000 personas han sido detenidas en Moscú durante las manifestaciones que este fin de semana han tenido lugar en la capital rusa contra el presidente Vladimir Putin. Los participantes exigían la participación de opositores en las elecciones al Parlamento local de Moscú –Navalni ha sido encarcelado de nuevo recientemente-.

Las autoridades rusas habían declarado ilegal esta manifestación y trataron de impedir su celebración, pero varios miles de personas se presentaron igualmente, en una de las protestas más grandes y decididas de los últimos años.

Cánticos de "Rusia sin Putin" y "Putin dimisión" resonaron por el centro de Moscú, mientras guardias pertrechados con equipos antidisturbios golpeaban a los manifestantes con porras y recurrían a la fuerza para detener a numerosas personas. Al menos una mujer fue herida de gravedad en la cabeza, según primeras informaciones.

Los acontecimientos de este sábado ponen de relieve que los activistas y especialmente los jóvenes están dispuestos a seguir presionando para que el Kremlin abra a la competencia el sistema político ruso, estrechamente controlado.

Convocados por Navalni

El encarcelado líder opositor Alexei Navalni había convocado la protesta para presionar a las autoridades para que permitan que los candidatos opositores puedan presentarse a los comicios locales del 8 de septiembre.

Las autoridades sostienen que fueron apartados de la contienda porque no habían conseguido un número suficiente de firmas de apoyo. La oposición no tiene escaños en el Parlamento y apenas aparece en la televisión estatal, principal fuente de información de muchos rusos.

Las encuestas han mostrado en el pasado que el apoyo de la población a Navalni, un abogado y activista anticorrupción, es inferior al 10%. Pero sus partidarios afirman que ganó casi un tercio de los votos en la carrera por la alcaldía de Moscú en 2013 y dicen que su movimiento podría avanzar en la capital rusa si se le permite competir en igualdad de condiciones.

Aunque el índice de aprobación de Putin sigue siendo alto, muy por encima del 60%, ha bajado debido al descontento por una impopular reforma de las pensiones y por el descenso de los ingresos durante los últimos años. El año pasado, el exoficial de la KGB, de 66 años, fue reelegido de forma por abrumadora mayoría para un nuevo mandato de seis años hasta 2024.

OVD-Info, un grupo de observación independiente, indicó que la Policía había detenido al menos a 1.067 personas antes o durante las protestas. En situaciones similares ocurridas en el pasado, muchos de los arrestados fueron liberados en horas.

La Policía calcula que participaron más de 3.500 personas, de las cuales unas 700 eran periodistas y blogueros. Algunos activistas fueron arrestados dos veces, tras ser liberados y volver luego a la protesta en otro lugar. De acuerdo con la ley rusa, el lugar y la duración de una manifestación debe acordarse de antemano con las autoridades, algo que no se hizo en este caso.

Lo último en Internacional

Últimas noticias