Electrodomésticos

Cómo usar el lavavajillas por primera vez

Usar el lavavajillas
Te explicamos cómo usar el lavavajillas por primera vez

¿Te has comprado un primer lavavajillas y no sabes cómo usarlo?. Al margen de recomendarte que leas las instrucciones, puedes seguir estos sencillos pasos para saber cómo usar el lavavajillas por primera vez.

El lavavajillas es uno de esos inventos que ha cambiado nuestras vidas y aunque años atrás era una especie de lujo, en la actualidad está presente en gran parte de las casas así que debes saber cómo usarlo correctamente por mucho que no tengas experiencia al respecto.

Dado que es un dispositivo que implica un consumo considerable de agua y electricidad, es necesario utilizarlo bien desde el primer uso, también para evitar fallas de funcionamiento y garantizar una larga vida útil.Veamos entonces como usarlo desde la primera vez.

Pasos para usar el lavavajillas por primera vez:

 usar el lavavajillas por primera vez

Sabiendo cómo elegir el ciclo de lavado correcto, cargando los platos correctamente después de enjuagarlos cuidadosamente, y realizando operaciones de mantenimiento estarás usando bien el lavavajillas así que vemos cada punto con detalle.

Usar el lavavajillas mientras ahorras energía:

Una de las primeras cosas que debes tener en mente la primera vez que utilizas un lavavajillas es pensar en el consumo de energía y en cómo ahorrar.

  1. El primer consejo es pasar los platos bajo el chorro de agua y dejar un rato en remojo las ollas particularmente grasosas e incrustadas antes de colocarlas en el lavavajillas.
  2. De esta forma, se puede reducir la cantidad de detergente para lavavajillas, en beneficio del medio ambiente y las carteras, evitando la función de prelavado y el lavado a baja temperatura , lo que conduce a un menor consumo de electricidad: una temperatura de 45 ° es más que suficiente.
  3. Por otro lado, puede que tu lavavajillas tenga función de secado, y aunque la puedes usar para que los platos se sequen en cuestión de segundos, si tienes tiempo, puedes abrirl la puerta al final del lavado de modo que los platos se sequen al aire.
  4. Otro truco que debes saber al comenzar a usar el lavavajillas es usar siempre el lavavajillas a plena carga, y no gastar agua, detergente y luz para unos cuantos vasos y platos.
  5. Finalmente, es mejor que uses el electrodoméstico por la noche, cuando el costo de la energía es generalmente más bajo. ¡La única precaución es verificar que el ruido no perturbe el sueño de los vecinos!

Elige el ciclo correcto para el lavavajillas:

Utilizar el lavavajillas por primera vez implica que quizás no sepas cómo elegir el ciclo correcto. Verás que existe un botón o rueda con varios ciclos de lavado (aunque no muchos), en función de las necesidades y casos específicos, para cada lavado. Veamos entonces qué ciclos hay y para qué sirven:

  1. El ciclo de remojo se piensa para eliminar los residuos de alimentos en los platos que hemos puesto en el lavavajillas antes de proceder al lavado, pero, como ya dijimos, en la medida de lo posible, se debe evitar reducir el desperdicio de energía.
  2. El ciclo corto solo se puede utilizar en el caso de platos, vasos, cubiertos y sartenes que no estén muy sucios, que no sean grasosos ni incrustados.
  3. El ciclo ecológico también se recomienda cuando los platos no están demasiado sucios, ya que el lavado se lleva a cabo a una temperatura inferior a la de un ciclo normal.
  4. El ciclo energético , cuando está presente, es por el contrario un lavado a alta temperatura, generalmente alrededor de 70 ° y debe elegirse solo en el caso de platos engrasados e incrustados.
  5. Generalmente se proporcionan ciclos de secado pero, como ya dijimos, sería mejor evitarlos para reducir el consumo de energía. No es necesario secar la vajilla cuando podemos simplemente abrir la puerta y esperar a que se seque al aire, como enseñan los métodos antiguos.
  6. En la mayoría de los casos, finalmente, el lavavajillas está equipado con funciones que te permiten programar el lavado, en caso de que lo deseemos en un momento preciso y no tenemos la posibilidad de activarlo manualmente.

Cómo cargar el lavavajillas:

También debes saber que no todos los platos se pueden lavar en el lavavajillas. ¿Algunos ejemplos?. Madera, porcelana decorada a mano, cerámica , aluminio, hierro y metales lacados no se deben meter en el lavavajillas así como la vajilla delicada o con un estampado que podría lastimarse-

Dicho esto, veamos algunas reglas generales sobre cómo cargar el lavavajillas correctamente.

  1. Los platos mal dispuestos pueden dañarse y no limpiarse adecuadamente: La forma del lavavajillas en sí sugiere el posicionamiento de las diversas piezas. Se recomienda guardar vasos y tazas en el primer nivel, que generalmente es el más bajo.
  2. Recordemos, por supuesto, que deben colocarse al revés, para evitar que se llenen de agua. La misma regla se aplica a las ollas y sartenes, que generalmente deben almacenarse en el nivel inferior.
  3. Es importante no colocar las piezas juntas, de lo contrario no serán capaces de limpiarse bien, y dejar un espacio entre las piezas más delicadas para evitar golpes y posibles roturas..
  4. Y, por último, debe prestar atención a los materiales , por ejemplo, evitar colocar recipientes de plástico cerca de los elementos de calentamiento, ya que corren el riesgo de derretirse.

Mantenimiento de rutina del lavavajillas:

Para garantizar un buen funcionamiento y una larga vida útil del lavavajillas, es necesario llevar a cabo también un mantenimiento constante desde el primer día, además de prestar atención a algunas normas de seguridad.

  1. Antes de instalar el lavavajillas, se deben cumplir ciertas condiciones, como la correcta conexión a tierra y el hecho de que el tubo de escape no esté doblado o comprimido en ningún punto.
  2. Se debe evitar el uso de adaptadores para tomas de corriente y siempre es una buena idea desenchufar el aparato, cerrar el agua y dejar la puerta entreabierta cuando el electrodoméstico no se utilice por un tiempo prolongado.
  3. Entre el mantenimiento de rutina, está la limpieza del filtro , en caso de que no se autolimpie.
  4. Para evitar la formación de cal, es aconsejable utilizar productos adecuados o agregar una cucharadita de bicarbonato al detergente de la lavavajillas.
  5. Para una limpieza completa del lavavajillas puedes hacer un lavado del electrodoméstico vacío, añadiendo una cucharadita de vinagre.

Lo último en How To

Últimas noticias