Cómo leer el lenguaje corporal

leer el lenguaje corporal
Guía de pasos completa para saber leer el lenguaje corporal

¿Sabías que además del lenguaje hablado o escrito, existe también el llamado lenguaje corporal? Dependiendo de cómo nos movamos frente a las personas o cuál sea nuestra postura delante de una situación determinada, nuestro cuerpo es capaz de indicar estados de ánimo, actitudes e incluso sentimientos. A continuación te explicamos de manera fácil cómo leer el lenguaje corporal.

Qué es el lenguaje corporal

Saber leer el lenguaje corporal es algo fascinante ya que te va a permitir saber de qué manera siente o piensan las personas cuanto están frente a ti. Todos de manera insconciente y natural reaccionamos ante determinadas personas o situaciones de modo que a menudo, solo la mímica, revela sobre los demás, más incluso que las palabras.

Gran parte de la información que recibimos durante una conversación, alrededor del 55%, no se expresa a través de palabras, sino a través del lenguaje corporal: expresiones faciales, mirada y postura. Solo el 7% pasa a través de los contenidos, y por lo tanto las palabras, mientras que el 38% es parte de la comunicación para-verbal, es decir, la forma de usar la voz: la velocidad, la entonación, las pausas, etc..

Pasos para leer el lenguaje corporal

leer el lenguaje corporal

Es entonces importantísimo que sepas leer el lenguaje corporal y para ello puedes seguir estos pasos que te permitirán adivinar que quieren decir los demás con su cuerpo en función de distintas partes del cuerpo.

Lenguaje ocular o visual

Los ojos son la parte del cuerpo que más expresa superioridad o sumisión según la mirada. De este modo, aquellos que se sienten en una situación superior te mirarán a los ojos mientras que aquellos en una situación de sumisión apartarán sus ojos.

Por otro lado, las pupilas dilatadas denotan interés y atracción de modo que por ejemplo, cuando alguien se siente atraído por nosotros físicamente, suele mostrar una mirada de pupilas dilatadas. El parpadeo, por otro lado, indica timidez o el rechazo de la situación que estamos experimentando en ese momento o de la persona que tenemos enfrente.

Además, a partir de la mirada y los movimientos oculares, podemos comprender lo que piensa nuestro interlocutor. Hay, en particular, seis posiciones indicativas (que deben invertirse para las personas zurdas), que son las siguientes:

  1. Recorrido Visual (arriba a la derecha): la persona está inventando y construyendo imágenes nunca antes vistas. Es un movimiento de ojos de aquellos que mienten mucho o van inventando excusas mientras hablan
  2. Recordatorio visual (arriba a la izquierda): en este caso recordamos imágenes ya vistas.
  3. Recordatorio auditivo (ojos en el lado izquierdo): recordar cosas que ya se escucharon previamente. La gente suele mirar hacia la izquierda al recordar su canción favorita.
  4. Reconstrucción auditiva(ojo en el lado derecho): al intentar recrear sonidos nunca escuchados. Si le preguntas a alguien cómo suena una trompeta bajo el agua, mirará hacia la derecha.
  5. Kinestésico (ojos en la parte inferior derecha): este movimiento los ojos indican que la persona está sintiendo emociones.
  6. Reconstrucción auditiva digital (ojos abajo a la izquierda): es el movimiento típico del diálogo interno, la persona está reflexionando o planeando algo.

Lenguaje de la cara

La cara puede expresar interés, así como externalizar emociones o tratar de ocultarlas, por lo tanto, puede reforzar lo que decimos o comunicar lo contrario. Las expresiones faciales son capaces de comunicar sentimientos específicos que son universales, es decir, válidos para todas las culturas, como la ira, el miedo, el disgusto, la sorpresa, el desdén, la felicidad y la tristeza. Podemos leer si una emoción también es cierta respecto de la duración de las expresiones: las que duran más de 10 segundos generalmente son falsas porque las emociones reales duran muy poco en la cara. Sin embargo, como regla general, cuando las expresiones faciales no están sincronizadas con los movimientos del cuerpo, es una indicación de falsedad.

Frotarse continuamente debajo de la nariz con el dorso de la mano indica rechazo, mientras que hacerlo en el lado significa que estás emocionalmente tenso. Tocarse la garganta o jugar con un colgante o la corbata indica ansiedad.

Cabeza: ¿inclinada o inmóvil?

Los movimientos de la cabeza dejan muy claro el interés o no de la conversación. Asentir mientras que el otro está hablando indica voluntad de continuar la conversación, mientras que inclinar la cabeza hacia un lado significa que no estamos interesados en lo que dice nuestro interlocutor, pero también indica simpatía y dulzura. No mover la cabeza durante la conversación es el comportamiento típico de personas muy serias o que se encuentran en una posición de superioridad. Pero cuando la cabeza está quieta y los ojos fijos en la persona que está hablando, lo más probable es que la persona no esté atenta a lo que está escuchando y se pierda en sus pensamientos.

¿Qué significa tocarse el cabello?

Jugar con el cabello, un gesto típico de las mujeres, es una forma de relajarse, por lo que es una forma de liberar la tensión. Pasar una mano por el cabello, especialmente cuando se comunica con el otro sexo, es un gesto de feminidad que pretende seducir.

Lenguaje de brazos, manos y piernas

  • Cuando se cruzan las piernas, la posición femenina típica indica una necesidad de protección y el deseo de alejarse del mundo exterior.
  • Cruzar los dedos de las manos alrededor de la rodilla es, en cambio, la actitud de aquellos que toman decisiones con calma.
  • Estar de pie con las piernas separadas y las manos en las caderas significa que esa situación nos hace estar seguros de nosotros mismos mientras estamos de pie, mientras que colocarnos rígidos como un soldado, denota miedo.
  • A menudo, mover el peso de la pierna de un lado al otro significa que estás experimentando una situación estresante, pero si lo hace continuamente es una indicación de inquietud.
  • Los brazos cruzadosindican la voluntad de defenderse desde el exterior, creando así una especie de barrera.
  • Incluso las manos comunican mucho: la gesticulación es un signo de extroversión y dinamismo, pero es importante que los gestos sean congruentes con lo que dices. Quien tiene las manos en el bolsillo o detrás de la espalda no quiere comunicarse demasiado consigo mismo mientras que comerse las uñas indica estrés, ansiedad o tensión.

¿Cuál es la posición ideal cuando estamos sentados? En primer lugar, debes mantenerte derecho, pero si no queremos transmitir que estamos cerrados, debemos evitar cruzar los brazos y las piernas mientras que estar sentado de lado indica incomodidad. Con respecto a las manos podemos colocarlas sobre las rodillas pero sin mostrar las palmas que denotan sumisión, mientras que los puños cerrados indican agresión. Además, no debemos acercarnos demasiado a nuestro interlocutor y respetar una distancia de 60 cm.

Lenguaje de los pies

El "lenguaje de los pies" fue objeto de investigación de un psicólogo de la Universidad de Manchester y mostró cómo la verdadera expresión de interés o disgusto se debe al dinamismo o la pasividad de nuestros pies que pueden expresar con eficacia el pensamiento de quiénes tenemos hacia adelante.

  • Si una mujer los mueve hacia adelante, significa que está interesada en su interlocutor. Lo mismo es cierto si la mujer mueve sus pies mientras se ríe. Si en cambio, en una primera cita, solo esperas que la noche termine, la única señal fuerte es mantenerlos cruzados o recogerlos al lado de tu cuerpo.
  • Mantenerlos totalmente quietos y estables en el suelo es un síntoma de ansiedad o mentiras.
  • Lamentablemente, lo mismo no es cierto para los hombres, sus pies se mueven sin control, pero hay dos movimientos que también son probados por ellos: si ves a tu hombre sacudiendo sus extremidades inferiores, significa que es presa de un estado de nerviosismo. Pero no respire aliviado si tienen los pies firmemente en el suelo, ese es el clásico signo de infidelidad.

A partir de estas indicaciones, ya sabrás como leer el lenguaje corporal aunque a lo explicado debes añadir tu propia intuición y con ello seguramente acertarás a entender que quiere decir la persona que tienes frente a ti sin que tenga que pronunciar demasiadas palabras.

Lo último en How To