Psicología

Cómo encontrar la motivación para estudiar

Visualizar una meta, evaluar lo que puedes perder y una buena organización son las tres claves para poder encontrar la motivación para estudiar.

encontrar la motivación para estudiar
Guía de pasos para encontrar la motivación para estudiar

¿Cómo encontrar la motivación para estudiar? Cualquier persona que esté en una fase de estudios, en especial cuando se trata de la enseñanza secundaria o superior puede sentirse poco motivada ante la falta de resultados o al no acabar de entender el porqué debe estudiar una determinada materia.

Siguiendo los pasos que te ofrecemos continuación, podrás encontrar la motivación para estudiar y de este modo poder alcanzar una meta y poder dedicarte así  a otra actividad, obtener una calificación o certificación para un avance profesional o incluso sentirte bien contigo mismo. Cuando te asalten las dudas y tu cerebro no se concentre frente al libro o al ordenador, tan solo tienes que aplicar los pasos que ahora te indicamos.

Pasos para encontrar la motivación para estudiar

encontrar la motivación para estudiar

  1. Piensa a largo plazo: Mientras estamos estudiando, solemos agobiarnos mucho con lo que tenemos delante en el escritorio. No fosilices en el presente y en la dificultad para estudiar, sino que puedes encontrar la motivación para seguir adelante si visualizas cuánto quieres lograr a largo plazo. Puede que se trate de la posibilidad de una mejora en el trabajo o de construir tu propio proyecto, o incluso la liberación de un peso que te hace sentir cada vez más pesado. Cierra los ojos, visualiza tu futuro y verás como tu cuerpo se siente con fuerzas de nuevo para ponerse a estudiar. Por otro lado, también puedes escribir tus objetivos a largo plazo en un post-it o en un trozo de papel, para que los tenga a mano y de este modo, refrescar tu memoria cuando te entre el bajón.
  2. Evalúa lo que pierdes: ¿Qué pasa si continúa retrasando el ponerte a estudio? Te vas a sentir mal, frustrado; te arrastras día tras día, anclado al pasado; no podrás alcanzar nunca la serenidad necesaria para dedicarte a un nuevo proyecto; de modo que deja de hacerte el perezoso y comienza a ponerte en marcha. Tienes un destino al que llegar, de modo que debes pensar en lo que pierdes si no estudias (tiempo, oportunidades e incluso dinero). Nuevamente será bueno que anotes lo que te vas a perder si no estudias en un papel y dejarlo cerca de donde sueles estudiar para que puedas verlo y motivarte cuando no tengas ganas de ponerte a estudiar.
  3. Hazte un plan de estudio: Al margen de la visualización y de la valoración, a veces nos empeñamos en pensar que las horas de estudio son largas y pesadas. Para saber cómo sobrellevarlas mejor y sobre todo, para poder motivarse de manera que estudies todos los días, puedes elaborar un horario o plan de estudio que el primer día sea de solo 30 minutos y progresivamente vaya aumentando las horas hasta establecer un buen ritmo que seguro no abandonarás.

Lo último en How To

Últimas noticias