Plantas

Cómo cuidar plantas suculentas de forma correcta

cuidar plantas suculentas
Todos los pasos para plantar y cuidar suculentas

Las plantas suculentas, como los cactus, requiere un riego constante y cuidados muy específicos como los que os ofrecemos a continuación.

Cuidar plantas suculentas es algo sencillo en especial si se trata de un cactus, de modo que si te gustan, no lo dudes y llena tu balcón o jardín con ellas, y sigue la guía de pasos a continuación en la que te explicamos cómo cuidar plantas suculentas de forma correcta.

Las plantas suculentas suelen ser con o sin espinas, con formas resistentes, ofreciendo flores exuberantes o estar totalmente desprovistas de las yemas y fascinan por su variedad de formas. Además, su capacidad para adaptarse a condiciones climáticas extremas nos hace creer que no necesitan ningún tipo de atención, pero incluso las plantas que "nunca beben" en realidad necesitan atención especial. Las plantas suculentas como todas las plantas requieren dosis muy precisas de humedad, la temperatura y la exposición adecuada. Así que veamos algunos trucos para tenerlos siempre bellas y sanas.

Pasos para cuidar plantas suculentas de forma correcta

  1. En primer lugar, es importante reconocer el origen de las suculentas que traemos a casa, algunas provenientes de desiertos africanos, otras de los bosques de América del Sur y otras de las tierras altas de Asia. Las plantas de origen africano generalmente florecen en los meses de invierno, mientras que las de origen estadounidense generalmente crecen más en el verano.
  2. Dependiendo del tipo, necesitarás diferentes cantidades de luz y humedad, por lo que es mejor informarse sobre el origen para encontrar el mejor lugar para colocarlo. Por lo general, la luz debe ser buena pero no excesiva, como también la temperatura que no debe ser demasiado alta en los meses de verano o demasiado baja en el invierno, de hecho, las heladas son muy peligrosas. Por lo tanto, es mejor mantenerlas a una temperatura constante de aproximadamente 5 a 10 grados, incluso en los meses de invierno.
  3. Se debe prestar especial atención al riego de estas plantas, que sin duda se utiliza para soportar condiciones extremas, pero en el cultivo en casa siempre es bueno moderar la cantidad de agua.
  4. Para mantenerlas húmedas durante el otoño, coloca las suculentas en un recipiente grande lleno de agua y déjala sumergida hasta que la superficie esté húmeda.
  5. Cada dos semanas, durante el período de floración, puedes aportar un fertilizante líquido, teniendo cuidado de no mojar la planta. Tienes que mantener el suelo húmedo en invierno con 1-2 riegos por mes, y luego alcanzar progresivamente el máximo de 4-5 riegos en los meses más calurosos.
  6. Para limpiar las suculentas, puedes hacerlo regularmente con un paño de algodón húmedo para evitar que las plantas se cubran con el polvo que dificultaría la transpiración.
  7. La composición del suelo también es importante para el bienestar de la planta, que debe ser permeable y porosa para evitar el estancamiento dañino para la salud de la planta. Generalmente las plantas gordas prefieren un suelo ácido, caracterizado por mezclas compuestas de material drenante como arena o lapillus.
  8. Por último las plantas suculentas deben ser fertilizadas con un fertilizante apropiado hacia el comienzo de la primavera.

Temas

Últimas noticias