Seguridad Nacional alerta a Sánchez del peligro de la dependencia del gas tras enemistarse con Argelia

gas Argelia
Gasoducto submarino Medgaz. (Foto: AFP)

Seguridad Nacional, departamento dependiente de la Presidencia del Gobierno, ha alertado a Sánchez de la híper dependencia que tiene España del gas procedente del exterior. Nuestro principal proveedor de gas ha sido tradicionalmente Argelia, justo con quien se acaba de enemistar el presidente por su sumisión a Marruecos. Seguridad Nacional recuerda los objetivos de reducción de esa dependencia y alerta de la necesidad de la garantía de suministro.

Seguridad Nacional no es, obviamente, un organismo energético. Pero sí tiene la obligación de analizar los riesgos para la defensa de España. Y en su último informe lo hace dedicando todo un amplio apartado a la situación energética nacional.

Seguridad Nacional recuerda que el propio Gobierno cuenta ya con un Plan Nacional que establece como objetivo para el año 2030 que las energías renovables representen un 42 % del consumo de energía final en España. “De forma congruente con este objetivo, el plan define una serie de objetivos intermedios para la cuota de participación de las energías renovables, situándola en un 24 % para el año 2022 y un 30 % para el año 2025”, señala el informe de Seguridad Nacional.

Ello supone todo un reto en cuanto a “la conexión a la red de transporte y distribución del elevado contingente de generación renovable […], que implica una instalación media en torno a 6 GW/año, anualmente, hasta 2030”.

El mismo plan oficial contempla ya «disminuir la dependencia energética del exterior de un 74% en 2017 a un 61% en 2030». «Adicionalmente, se contemplan cerca de 59 GW de nueva generación renovable hasta 2030, a lo que se sumarán las líneas y subestaciones que habrá que tramitar y construir para poder integrar este contingente».

Pero todo ello fue elaborado antes del enfrentamiento con Argelia, el mayor proveedor tradicional de gas de España. Ahora su peso ha caído y ha sido suplico con gas de EEUU, pero su precio es más caro que el pagado hasta ahora a Argelia. Y eso puede convertirse en un claro freno económico.
Seguridad Nacional plantea los “próximos pasos” que se deben abordar. Y pide «actualizar la Estrategia de Seguridad Energética Nacional que fue elaborada en 2015, de acuerdo con lo establecido en la Estrategia de Seguridad Nacional 2021. La nueva estrategia recogerá las medidas del nuevo paquete normativo de la UE y los objetivos de política energética del PNIEC”.

Además, defiende “impulsar la cadena de valor del hidrógeno mediante la creación de clústeres tecnológicos y proyectos piloto a escala regional, el fomento de la innovación industrial, el apoyo a las zonas de transición justa y la disponibilidad de energía renovable a precios competitivos”. Seguridad señala que “a estos efectos, el hidrógeno renovable cuenta con una Componente 9 en el Marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia para movilizar en los próximos tres años 1.555 millones de euros para el impulso de esta tecnología”.

Por último, destaca como siguiente paso “identificar y desplegar los proyectos de interés común de infraestructuras de energía en sus diferentes categorías para desarrollar las áreas y corredores prioritarios identificados a nivel nacional y en la UE. Entre las principales novedades se encuentra la creación de nuevas categorías de hidrógeno, electrolizadores, redes inteligentes de gas y redes marinas de transporte de electricidad procedente de energías renovables marinas offshore”.

Porque el objetivo es “reducir la exposición a los riesgos que podría representar la disminución en el suministro de combustibles fósiles” y, según su criterio, en ese contexto «la sustitución de estos combustibles por energías renovables resulta esencial». “A tal efecto, se han llevado a cabo distintas iniciativas normativas destinadas a impulsar las energías renovables en diferentes ámbitos y, en particular, al hidrógeno renovable”, apunta el departamento.

“Además del desarrollo de hojas de ruta para el hidrógeno y para las eólicas marinas, cabe hacer referencia al impulso al biogás, como gas renovable de producción autóctona que contribuye a la disminución de la dependencia energética nacional”, concluye Seguridad Nacional. “A tal efecto, el borrador de Hoja de Ruta del Biogás fue sometido a consulta pública en el mes de septiembre de 2021”, añade.

“Finalmente, resulta también esencial el desarrollo del almacenamiento de energía eléctrica como herramienta para garantizar el suministro continuado a los consumidores. Para ello, se ha llevado a cabo la adaptación del marco regulatorio para contemplar adecuadamente el almacenamiento”, aclara.

Lo último en España

Últimas noticias