Elecciones Generales 2019

Sánchez quiere aplicar la Ley de Partidos para ilegalizar a Vox por cuestionar la ideología de género

Pedro Sánchez y Quim Torra en el Palacio de Pedralbes.
Pedro Sánchez y Quim Torra en el Palacio de Pedralbes.

Pedro Sánchez no plantea aplicar la "Ley de Partidos" para las formaciones golpistas, pero sí prepara ya el ataque a VOX en base a esta normativa por rechazar la ideología de género. La amenaza del socialista aparece recogida en el propio programa electoral del PSOE con el que concurre al 28-A.

Pedro Sánchez no plantea aplicar la "Ley de Partidos" a las formaciones golpistas, pero sí prepara ya el ataque a Vox en base a esta normativa por rechazar la ideología de género. La amenaza del socialista aparece recogida en el propio programa electoral del PSOE y cuenta con el respaldo de Podemos y, por supuesto, de los partidos separatistas.

Los socialistas han deslizado la amenaza en un párrafo genérico que alude a todos los partidos políticos que, en materia de “identidad de género (…) cuestionen la igual dignidad de las personas”. Vox no cuestiona la dignidad, pero a ojos de los socialistas, sí, porque, según la formación de Sánchez, los de Santiago Abascal tienen un comportamiento “homófobo, xenófobo y machista”.

El PSOE lo argumenta en su programa de la siguiente manera, concretamente en un párrafo que comienza con el título “Feminismo, igualdad de trato y diversidad: más y mejor democracia".

Allí, el mismo partido que no tiene problemas en sentarse a negociar con Quim Torra –que llama “bestias” a todos los españoles no catalanes– señala que “el auge, a nivel nacional e internacional, de organizaciones que difunden discursos de odio dirigidos a determinados colectivos, basado en el origen racial o étnico, la orientación sexual o identidad de género y la religión o creencia de las personas, requiere una respuesta firme del Estado de Derecho”.

Los socialistas añaden, además, que su objetivo es garantizar “la convivencia de todas las personas que viven en España” y prevenir “la difusión de mensajes que cuestionen la igual dignidad de las personas”.

La conclusión de esta formación –que ha aceptado ya el apoyo de un partido proetarra liderado pro Arnaldo Otegi– es que “en consecuencia, impulsaremos la aplicación efectiva de la "Ley de Partidos" para ilegalizar a los partidos racistas, xenófobos, y los que promuevan la discriminación, el odio y la violencia”. A tenor de los anteriormente expuesto, no resulta difícil adivinar a qué partido se pueden estar refiriendo. Básicamente, porque toda su formación repite que Vox es xenófobo, machista y homófobo.

Y es que ese discurso expuesto ya en octubre de 2018 por Magdalena Valerio, ministra de Empleo, se dispuso la ruta de ataque a la formación de Santiago Abascal. En aquella ocasión, Valerio señaló a la gran manifestación de Vox que llenó el Palacio de Vistalegre con más de 10.000 personas. La socialista subrayó la “preocupación” del PSOE por lo que ellos consideraban que “causa miedo" por el discurso "xenófobo, machista y homófobo”.

En aquel entonces, Valerio no dudó en apuntar que "nosotros queremos una sociedad inclusiva que respete los derechos”, expresiones similares a las recogidas ahora en el programa electoral de los socialistas. La "Ley de Partidos" fue utilizada en su momento para acabar con Batasuna. Una legislación que, ahora, el PP ha pedido para formaciones como Arran que impulsan la violencia y Vox ya ha pedido en reiteradas ocasiones su uso para las formaciones que han amparado el golpismo y el intento de acabar con la Constitución y la unidad de España.

Sin embargo, ha sido el PSOE el primero que ha cruzado la línea de pedir su uso para una formación que defiende abiertamente la Constitución española y el marco legal. Lo hace para atacar a Vox, aunque, evidentemente son los tribunales quienes tienen que decidir en última instancia. El PSOE, eso sí, puede instar su aplicación –como ya anticipa– o modificar las leyes para exigir la adscripción obligatoria de todos los españoles a la ideología de género, algo sobre lo que el Tribunal Constitucional más que probablemente tendría que decidir.

De momento, lo que está claro es que la misma "Ley de Partidos" que el PSOE no baraja ni para EH Bildu, ni para PDeCAT, ni para la CUP, ni para ERC, -por su contribución al ataque a la unidad de España y la Constitución-, sí la pretende usar con Vox por motivo de la ideología de género.

Últimas noticias