Borrasca Filomena

Sánchez desaparecido ante la peor nevada en 50 años: no llama ni a Page ni a Ayuso ni a Moreno

Ni Pedro Sánchez ni ningún ministro de su gabinete, en las últimas horas, se han puesto en contacto con las autonomías más afectadas, pese a las víctimas mortales que está provocando la borrasca 'Filomena'

Sánchez Marruecos
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)

Una vez más, en uno de los momentos más críticos para el país, con la peor nevada registrada en 50 años, el presidente Pedro Sánchez ni está ni se le espera. El jefe del Ejecutivo, que ha delegado la gestión de la crisis en los ministros de Transportes, Agenda Urbana y Movilidad e Interior, José Luis Ábalos y Fernando Grande-Marlaska, no se ha puesto en contacto telefónico, ni siquiera por cortesía, con los presidentes de las comunidades más afectadas, Madrid y Castilla La Mancha, para conocer al detalle la situación en sus territorios y poner al servicio de sus gobiernos los recursos del Estado.

Y es que, según ha podido confirmar este sábado al mediodía OKDIARIO de fuentes cercanas a los presidentes madrileña y castellanomanchego, Isabel Díaz Ayuso y Emiliano García Page, ni el presidente Sánchez ni ningún miembro del Gobierno se ha puesto en contacto con ellos, pese a la gravedad de la nevada que ha obligado a cortar carreteras, aeropuertos y servicios ferroviarios, algo que no ocurría en esta magnitud desde hacía cinco décadas.

No se trata de una descortesía del presidente por motivos partidistas, pues Ayuso es del PP pero Page del PSOE, el mismo partido que él lidera. Tampoco ha contactado con el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, pese a que en esta comunidad han fallecido dos personas por la borrasca.

La dejación de funciones de Sánchez contrasta con la promesa que realizó en verano, cuando aseguró una fuerte coordinación con las Comunidades Autónomas, con reuniones mensuales de la conferencia de presidentes. Desde entonces, ese foro sólo se ha reunido en dos ocasiones en estos siete meses. En plena segunda ola de la pandemia, por ejemplo, el presidente no citó en ningún momento a los presidentes regionales. Tampoco por el inicio de la campaña de vacunación, pese a tratarse de una operación logística estratégica y de máxima complejidad que obligaba a una gran cooperación.

El único contacto que el secretario general socialista ha mantenido desde la última conferencia de presidentes con algunos líderes autonómicos se ha producido en los diferentes viajes que ha realizado a las comunidades – principalmente las presididas por dirigentes del PSOE- para presentar su plan ‘España Suma’. Su tour empezó en Valencia y, de momento, ya ha visitado La Rioja, Navarra o Aragón. El único presidente no socialista que ha recibido su visita ha sido su socio cántabro Miguel Ángel Revilla, que gobierna en coalición con el PSOE.

«Ya gobernamos nosotros»

Desde el Gobierno de Castilla y La Mancha, en manos del socialista Emiliano García Page, se afirma no haber recibido la llamada del presidente del Gobierno, ni tampoco de algún vicepresidente. Fuentes del gobierno regional, ante la falta de apoyo del Ejecutivo en una situación tan complicada, defienden su gestión: «Ya gobernamos nosotros», zanjan. Page ha activado un gran gabinete de crisis por la delicada situación que se registra lugares como Toledo o Guadalajara.

Similitud con la pandemia

La actitud de las últimas horas de Pedro Sánchez y su Gobierno es muy parecida a la que desde el verano adoptó Moncloa con la crisis del coronavirus. El Ejecutivo deja que sean las propias Comunidades Autónomas las que gestionen la crisis meteorológica, pese a que parte de las competencias, como las de seguridad o tráfico, dependen del Estado. Además, la situación en aeropuertos, carreteras y estaciones ferroviarias afectan a ciudadanos de varias regiones.

El Gobierno, inhibiéndose hasta que no le queda otra opción que dar la cara, ha obligado a las autonomías a tomar y gestionar las decisiones, pese a la complicada situación que ha provocado la borrasca Filomena.

El Gobierno, según ha reconocido el propio ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, únicamente actúa en caso de que lo pidan los presidentes regionales, por ejemplo para activar la Unidad Militar de Emergencias.

Un tuit

Casi un día después del inicio de la gran nevada que ha dejado incomunicada la capital española, y cuando ya se habían confirmado dos víctimas mortales por el temporal en Málaga, Pedro Sánchez sólo ha sido capaz de realizar una publicación a través de la red social Twitter. El presidente del Gobierno ha difundido un mensaje, amplificado posteriormente por la Secretaria de Estado de Comunicación, como mensaje oficial del Ejecutivo, en el que pedía que «evitemos los desplazamientos y sigamos las indicaciones de los servicios de emergencia. Extrememos la precaución ante la borrasca Filomena».

Sánchez, sin mención alguna a los fallecidos en Andalucía, sí ha agradecido «una vez más, enorme el trabajo de la Unidad Militar de Emergencias
y los profesionales que están intentando rescatar a las personas atrapadas en la nieve». Unas horas más tarde, en la Delegación del Gobierno de Madrid, comparecían Ábalos y Marlaska, junto al delegado José Manuel Franco.

Lo último en España

Últimas noticias