Acuerdo PSOE-Podemos

Iceta exige a Sánchez que el catalán se enseñe en toda España

El PSC quiere impulsar el conocimiento de la "diversidad lingüística" en todo el país. Promueven además "garantizar el derecho de todos a hablar su lengua oficial"

Pedro Sánchez
Miquel Iceta y Pedro Sánchez en un acto electoral. (Foto: EFE)

El PSC quiere que la enseñanza del catalán -junto a las otras lenguas oficiales- no se limite únicamente a Cataluña. En la propuesta que el partido pretende aprobar en su XIV congreso, que se celebrará entre los días 13 y 15 de diciembre, figura la exigencia de impulsar «el conocimiento» de la «diversidad lingüística» en todo el país.

«Promoveremos en el ámbito estatal el reconocimiento y preservación del plurilingüismo, articulando la defensa de todas las lenguas oficiales y el reconocimiento de la riqueza lingüística en toda España», dicen los socialistas, que añaden su voluntad de «garantizar el derecho de todos a hablar su lengua oficial y la obligación de las administraciones de garantizar los derechos de los hablantes» y «promover el conocimiento y reconocimiento de la diversidad lingüística en todo el territorio».

«Cataluña como nación»

El texto, de 36 páginas, recoge las propuestas de Miquel Iceta sobre la cuestión territorial. Un asunto, como avanzó OKDIARIO, para el que defiende «reconocer Cataluña como una nación y España como un Estado plurinacional». «Es nuestra manera de entender nuestra unión y la igualdad en la diversidad», declara el PSC. Una exigencia del socialismo catalán que se retoma en un momento especialmente significativo: cuando Pedro Sánchez negocia con ERC su investidura. Iceta ya obligó en su día al presidente en funciones a incluir en el programa del 10-N el polémico concepto de «plurinacionalidad», que no figuraba en el primer borrador redactado por Ferraz.

El primer secretario del PSC -único candidato a liderar el partido en el congreso de diciembre- apuesta además por ampliar el conocimiento de las lenguas oficiales. Una propuesta que se sugería ya en la ‘Declaración de Barcelona’, el documento pactado entre el PSOE y PSC en julio de 2017, tras las victoria de Pedro Sanchez en las primarias que le devolvieron a la Secretaría General del partido. En dicho texto se consideraba que «gran parte de la insatisfacción existente en Cataluña se deriva de la falta de reconocimiento de los elementos simbólicos referidos a su identidad nacional y a su historia».  Y para superar esa insatisfacción, proponían una Proposición de Ley Orgánica de reconocimiento y amparo de la pluralidad lingüística de España.

En su día -febrero de 2017- el PSOE ya presentó en el Congreso una iniciativa en ese sentido, en la que se defendía, por ejemplo, que los ciudadanos tendrían derecho a ser atendidos en su lengua en cualquier punto de la Administración española.

El partido estaba entonces dirigido por la Gestora, pero la iniciativa fue impulsada en la Cámara por Antonio Hernando, entonces portavoz en el Congreso, y su actual presidenta, Meritxell Batet, una de las dirigentes más próximas al líder socialista.

En dicha iniciativa se recogían medidas como la obtención del DNI, el permiso de conducir bilingüe en cualquier comunidad o la posibilidad de dirigirse a la Casa del Rey en una lengua cooficial.

En relación a la enseñanza, se proponía la obligación de «incorporar en los planes de estudio -de acuerdo con las distintas Comunidades Autónomas los temas necesarios para que los alumnos de toda la enseñanza obligatoria conozcan la realidad plurilingüe del conjunto de España».

«El Gobierno adoptará las medidas de fomento que sean necesarias, de acuerdo con las disponibilidades presupuestarias, para favorecer especialmente el estudio de las lenguas españolas que, junto con el castellano, tengan el carácter de cooficiales, en todas las enseñanzas del sistema educativo español (…) para toda España, especialmente en las etapas ordinarias del sistema educativo y en la enseñanza de idiomas realizada por las escuelas oficiales de idioma», suscribía la iniciativa.

Apoyo de Podemos

En diciembre, Podemos intentó dar un impulso a esa iniciativa, a través de una Proposición No de Ley en el Congreso sobre el ‘reconocimiento del carácter plurilingüe del Estado’.

En el texto, el partido de Pablo Iglesias -próximos socios de Sánchez en el eventual Gobierno socialcomunista- instaban a «fomentar el estudio de las lenguas cooficiales del Estado en todas las enseñanzas del sistema educativo español e incorporar en los planes de estudio los contenidos pertinentes con el objetivo que los alumnos y alumnas de toda la enseñanza obligatoria conozcan la realidad plurilingüe de España». El partido proponía la medida para «reconocer y otorgar al catalán, al vasco y al gallego, a todos los efectos, el carácter de lenguas oficiales del Estado y no sólamente de las CCAA donde son lenguas oficiales».

El documento marco, que dirige la acción del PSC en los próximos años, subraya que «tanto Cataluña como el resto de España son plurales y diversas», «un conjunto de pueblos con singularidad propia». «España es un país moderno -plurilingüe y pluricultural- que se fundamenta en la garantía del derecho de autonomía de los pueblos que la integran», defienden los socialistas catalanes.

En este contexto, Iceta reitera su propuesta ‘federalista’ para el «reconocimiento, autogobierno y gobierno compartido», para «una financiación justa y suficiente» y el «respeto a la pluralidad». La solución al órdago independentista, dice, pasa por «el diálogo, la negociación y el pacto», matiza, «desde un total respeto a la legalidad». «Un conjunto de reformas acordadas entre fuerzas catalanas y refrendadas por el conjunto de la ciudadanía».

La propuesta del PSC modifica además la postura tradicional del partido sobre la inmersión lingüística en las escuelas. Los socialistas consideran que existe un «riesgo» de que la lengua materna sea «un factor de división social» y se comprometen a»una convivencia efectiva y afectiva del catalán y el castellano, haciendo desaparecer la confrontación entre lenguas que está poniendo en riesgo la convivencia y el patrimonio lingüístico común». Su actual apuesta es «un modelo plurilingüe en la escuela con la flexibilidad que la realidad sociolingüística presente en nuestro país exige».

El PSC fue impulsor del actual modelo de escuela catalana. Iceta se defendió en los últimos días de la polémica afirmando que su apuesta es «una aplicación más flexible» de dicho modelo y no que se «abandone».

Lo último en España

Últimas noticias