La Policía señala que 4 de los 21 jefes de los Mossos son separatistas: pese a ello siguen en pleno 155

forn
El mayor Josep Lluís Trapero, el ex director de los Mossos Albert Batlle y el ex comisario de Información Manel Castellví.

La Policía en Cataluña sabe que cuatro mandos actuales de los Mossos son separatistas y, pese a ello, siguen en sus puestos en plena aplicación del 155. Los agentes de la Policía y de la Guardia Civil han recibido la advertencia de sus superiores de que tengan cuidado en el trato con estos mandos porque cuentan con evidencias de sus simpatías independentistas y, por lo tanto, cualquier información relevante que compartan con estos cuatro oficiales puede acabar siendo utilizada en contra de los intereses del 155.

Los agentes nacionales recibieron la alerta verbalmente, pero con la indicación de sus mandos de que anotasen la información porque era vital no fallar en un asunto tan delicado como este.

OKDIARIO ha accedido a uno de los organigramas repartidos en su momento entre los agentes ubicados en esta comunidad autónoma en el que se pedía a los policías que marcarán los mandos delicados: los que por su planteamiento separatista, era mejor tener cuidado con ellos en las conversación confidenciales o en el tránsito de información relevante.

Los cuatro mandos de los Mossos en cuestión, sin embargo, continúan en el cuerpo de Mossos pese a esas advertencias.

Uno de los señalados es Manel Castellví del Peral, responsable de la Comisaría General de Información. El nombre del departamento es descriptivo. La propia Policía considera esta división como parte “medular” de la politización de los Mossos y de su comportamiento en el 1-O. Por este área ha pasado gran parte de la información sensible utilizada en favor del golpe. La Justicia investiga ya la posible participación de sus agentes en los procesos de espionaje a constitucionalistas. Castellví es, además, el mando de los Mossos al que se culpa de haber recibido la alerta internacional sobre un posible atentado yihadista el verano pasado en La Rambla y de haberla desoído.

El segundo de los mandos señalados en estas listas es Joan Carles Molinero Juncá. Él es el jefe de la Región Policial Metropolitana de Barcelona. Se trata de uno de los mandos más importantes a la hora de mantener el orden público. Y es que lo que ocurre en Barcelona se convierte en el espejo mediático de toda Cataluña. Por ello, el control de las movilizaciones callejeras o de los preparativos de grupos radicales es decisivo.

El tercero de los marcados es Adolf Broch Solé. Jefe de la División de Evaluación de Servicios. Un cargo de relevancia por el cometido de su departamento, encargado de poner nota al desempeño del Cuerpo.

El cuarto no está identificado como puramente independentista. Sino como no declarado en la colaboración con las autoridades nacionales. Su nombre es Antoni Verguer Sans y está ubicado al frente de la Comisaría General de Investigación. Su perfil de ideologización sería menor. Pero, pese a ello, se ha preferido alertar en las mismas comunicaciones.

La advertencia ha incluido otros mandos. Entre ellos, por supuesto, Josep Lluis Trapero. Pero ya no están ubicados en cargos relevantes. Pero los cuatro señalados siguen en estos momentos en activo pese a estar en vigor y plena aplicación el artículo 155.

Lo último en España

Últimas noticias