Los padres empiezan a denunciar a los colegios por la utilización de los menores para el 1-O

Niños
Varios centenares de estudiantes cortando las calles de la Gran Vía de Barcelona en la plaza de la Universidad (Foto: Efe)

Los padres han empezado a tomar cartas, por la vía judicial, en la utilización de los menores por parte de los centros escolares con vistas al referéndum ilegal del 1-O. Los progenitores pueden recurrir a los tribunales para denunciar el intento de adoctrinamiento de los niños que se ha revelado en los últimos días.

 

Los padres empiezan a denunciar a los colegios por la utilización de los menores para el 1-O

Las imágenes de los menores utilizados con fines independentistas se repiten estos días en distintos puntos de Cataluña. Desde las cartas remitidas por los centros -como el de Olot– a los padres para autorizar a sus hijos a participar en las concentraciones en apoyo a los detenidos por organizar el referéndum, hasta niños cubiertos con esteladas, entonando cánticos contra el Estado o participando en la elaboración de carteles y propaganda del referéndum ilegal.

El adoctrinamiento afecta a todos los niveles de enseñanza, empezando por el de preescolar- los niños de tres años se han convertido en el objetivo de las asociaciones separatistas para hacer calar sus mensajes- y varios son los centros que, pese a las críticas de los padres, se han posicionado abiertamente en favor del "derecho a decidir".

La última ‘ocurrencia’ independentista ha sido programar actividades culturales y deportivas este fin de semana en los centros escolares previstos como lugares de votación para atraer a los menores y evitar un eventual desalojo por parte de la policía. Como ha informado OKDIARIO, en algunos casos, incluso, bajo el reclamo de campeonatos o juegos con premios para todos los asistentes.

El ministerio de Educación remitió este miércoles un requerimiento a la consejería de Enseñanza de la Generalitat por la "utilización de alumnos" en actos de apoyo al referéndum, con hasta una decena de ejemplos. En el escrito, exige a la consejera, Clara Ponsatí, que "depure responsabilidades" y "repare los derechos conculcados". Educación solicitó un informe a la Alta Inspección sobre la utilización de menores con fines independentistas que se apoya, entre otros, en la Constitución, el Decreto sobre la Inspección en la Enseñanza y el propio Estatuto de Cataluña.

En él, se señalan varios casos, además del de Olot, como el de la ciudad de Manresa (Barcelona), donde la dirección del centro IES Lluis de Peguera permitió que el profesorado llevase a los alumnos a la Plaza Mayor para manifestarse delante de la Comisaría de Policía.

Además, apunta a la denuncia de un padre del Instituto Lacetánia de Manresa (Barcelona) por la actuación de los profesores, que "conminaron a los alumnos a salir a las calles para pegar en las paredes de la localidad carteles pro referéndum en horas lectivas". El Ministerio recuerda además que en el Instituto de Sant Quirtze del Vallés (Barcelona) se pudo ver a niños con esteladas anudadas al cuello y, entre otros, pintadas de "mensajes de odio" contra España. También que los alumnos del Instituto Abad Oliva de Ripoll (Girona) hicieron huelga y se manifestaron frente al Ayuntamiento, "sin previa autorización de los padres". Entre otros casos.

La consejera de Enseñanza de la Generalitat  ha firmado este viernes una resolución en la que quita la responsabilidad de todos los centros escolares a sus directores y se erige como única responsable hasta las siete de la mañana del próximo 2 de octubre. En el texto asume la competencia que tienen atribuidas los responsables de los equipamientos educativos en su persona para evitar responsabilidades jurídicas a los directores de los centros escolares designados como centros de votación el próximo domingo.

Lo último en España

Últimas noticias