Moncloa se prepara para semiconfinar toda la Comunidad de Madrid el próximo martes

El Gobierno dará dos o tres días más de margen a la Comunidad de Madrid a la espera de que, Díaz Ayuso, siga las recomendaciones de Sanidad y rectifique

El Gobierno de Pedro Sánchez trabaja desde este viernes para intervenir Madrid, en caso que sea necesario, y algunos otros municipos. «El martes es una fecha clave» señalan a OKDIARIO varias fuentes de Moncloa. El Ejecutivo, en la reunión semanal del Consejo de Ministros, podría tomar una decisión drástica si antes el Gobierno regional de Isabel Díaz Ayuso no ha rectificado su posición endureciendo las restricciones, tal como le ha reclamado este sábado el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

El jueves Pedro Sánchez viaja a Bruselas para asistir a la reunión ordinaria del Consejo Europeo y no quiere llegar a ella con las cifras de Madrid descontroladas y una sensación de que no se están tomando las medidas necesarias. Al fin y al cabo, Moncloa es consciente de que el control de las epidemias depende del Ejecutivo y no actuar provocaría un aluvión de críticas por parte de sus socios comunitarios a un Sánchez que se ha puesto de perfil en el control de la segunda ola.

Desde el Gobierno confían aún en que antes del martes, cuando las cifras de nuevos contagios y de nuevos fallecidos volverán a marcar nuevos récords, el Ejecutivo de Díaz Ayuso modifique su posición y opte por seguir las recomendaciones del Ministerio de Sanidad. Éstas pasan, básicamente, por confinar toda la ciudad de Madrid, en tanto que el número de incidencia por cada 100.000 habitantes es superior a 500.

Si en estos tres días de margen la Comunidad de Madrid no atiende a las peticiones del departamento que dirige Salvador Illa, el martes el Gobierno asumirá el coste político de tomar el control de la situación. En estos momentos Moncloa baraja la posibilidad de actuar mediante la Ley de Salud Pública, que permitiría al Ministerio adoptar medidas concretas, o con el decreto de un estado de alarma que retiraría el mando único a Ayuso para quedárselo Sánchez o Illa.

Desde el departamento de la Presidencia y Sanidad, a lo largo del fin de semana, se están elaborando informes y borradores para que el Consejo de Ministros del martes, si fuera necesario, pueda «actuar con contundencia» para frenar la expansión del virus en Madrid. En el Ministerio de Sanidad preocupa mucho la evolución de esta segunda ola en la capital y varios municipios del área metropolitana, así como su incidencia sobre provincias limítrofes como Toledo, Guadalajara o Segovia.

Fin de la tregua

La posición adoptada por Moncloa desde el jueves, cuando se reunió por primera vez el ‘Espacio de Cooperación reforzada’ que pactaron en la reunión del lunes Sánchez y Ayuso, ha puesto fin a una tregua de reproches entre ambas administraciones que ha durado poco más de tres días. Este viernes, sin ir más lejos, Salvador Illa contraprogramó al viceconsejero de Sanidad de la Comunidad, Antonio Zapatero, para airear las diferencias que habían tenido durante ese encuentro y hacer públicas las recomendaciones que dice lanzó Sanidad para lavarse las manos.

Con esta actuación unilateral de tomar el control de la situación por la fuerza, sea vía Ley de Salud Pública o la aplicación de nuevo del estado de alarma, Moncloa rompería todos los puentes tendidos esta semana y retiraría la confianza en el Gabinete de Díaz Ayuso. El Ejecutivo le da un par o tres de días de margen a la Comunidad, para ver también la evolución de los datos y de la saturación sanitaria, antes de intervenir y asumir el control de la gestión de la segunda ola de la pandemia. El objetivo, no obstante, sigue siendo el mismo: hacer caer a Ayuso.

Para hacerla caer el Gobierno no utilizará la vía fácil y constitucional de aplicar el artículo 155, que le permitiría intervenir el Gobierno autonómico, como ocurrió en Cataluña tras la declaración unilateral de independencia. En Moncloa descartan por completo esta posibilidad y dibujan la caída de la presidenta popular con más lentitud y maldad. Al recuperar el control de la gestión de la pandemia el Ejecutivo, PSOE y Podemos, cargarán contra Ayuso acusándole de incompetencia y de haber tenido que acudir a su rescate.

Políticamente PSOE y Podemos, junto a otros partidos como Más País, iniciarán los trámites en la Asamblea de Madrid para la moción de censura. Esperan, en el entorno de Sánchez, que Ciudadanos acabe apoyando la candidatura de Ángel Gabilondo. De hecho, la eventual intervención de Madrid que se prepara en el complejo presidencial tiene mucho también de la pretensión de socialistas y podemitas de desgastar a la coalición de Gobierno madrileña. Tensionar más la relación entre Ayuso y Ignacio Aguado hasta que se rompa por completo. Entonces, dicen en Ferraz, «será el momento de actuar, cuando estén débiles».

Lo último en España

Últimas noticias